Receta de Pastel de Salmón ahumado y queso

El salmón es uno de esos ingredientes que jamás debería faltar en la dieta y en la cocina de cualquier persona. Cuando se habla de comida saludable es muy rara la ocasión en la que no se menciona este pescado azul, ya que es uno de los alimentos más completos, ricos en nutrientes y sanos que pueden existir. El salmón es una bomba de nutrientes ya que tiene omega 3, vitaminas y minerales. Entonces este ingrediente es perfecto y altamente recomendable tanto para niños como para adultos de cualquier edad. Entonces, ¿por qué no hacer un pastel de salmón ahumado y queso?

pastel de salmon ahumado

Este pastel es una opción excelente para realizarlo en una cena familiar o con amigos, además de ser delicioso, es muy sencillo y rápido de preparar. Nadie se podrá resistir a esta mezcla estupenda de sabores.

 

Ingredientes para hacer el pastel de salmón:

  • 450 gr. Salmón ahumado en lonchas
  • 400 ml. Nata o crema de leche para cocinar
  • 300 g. Queso crema
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Cebollino fresco
  • Eneldo seco o fresco
  • 10 gr. Gelatina sin sabor
  • 3 Cucharadas de agua fría
  • 2 Huevos cocidos, espárragos o tomates cherry para decorar

Elementos necesarios

  • Molde tipo torta alargado
  • Papel parafinado
  • Cucharas
  • Recipiente
  • Olla

Preparación

Paso 1: Cubrimos todo el molde

Cubrimos con papel parafinado el interior del molde para torta alargado para poder desmontar con mucha más facilidad el plato. Colocamos las lonchas de salmón por todos los laterales y el fondo hasta que quede bien cubierto. La idea es que las lonchas queden un poco solapadas entre sí, para que de esta manera el interior no sea visible. Luego esto se reserva en la nevera hasta que se vaya a utilizar nuevamente.

pastel de salmon ahumado2

Paso 2: Preparamos relleno

En un recipiente colocamos la gelatina sin sabor y le añadimos 3 cucharadas de agua fría removemos y dejamos que se hidrate. Luego, en una olla colocamos la nata con el queso y encendemos el fuego a temperatura media, removemos bien. Después añadimos es eneldo y mezclamos todo bien hasta que se disuelva, colocamos sal al gusto y arrojamos el cebollín picado a la olla, nuevamente removemos bien la mezcla. Por último, retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Una vez que la mezcla este fría  la vertemos en el molde que habíamos puesto a refrigerar anteriormente y cubrimos con la quema de queso las lonchas de salmón.

Paso 3: Refrigeramos y decoramos

 Luego de haber realizado el paso 1 y 2 nos aseguramos de que no queden agujeros, cubrimos con papel parafinado y dejamos en la nevera como mínimo 12 horas. De esta manera al desmontarlo será mucho más fácil. Finalmente, se puede decorar con todo lo que a usted le apetezca como por ejemplo, huevos cocidos, espárragos o tomatitos con trocito de cebollín.

pastel de salmon ahumado1

La idea es que este plato se sirva frío para que de esta manera sepa mucho mejor, otras de las recetas de salmón que también podría realizar es la de un pastel con pan de molde.

Consejos para la preparación

  • Utilice salmón ahumado que este fresco, tierno y jugoso, sobre todo cuando se está forrando el molde. Por el contrario si es salmón no tiene estas características será un poco más difícil cortar las rebanadas para servirlas.
  • Es importante tener en cuenta cuando se está realizando este pastel de salmón ahumado y queso se debe servirse frío, ya que ésta es la única manera de queden bien compactos y tenga mejor presencia.
  • Este pastel debe ser elaborado y refrigerado por lo menos con un mínimo de 12 horas de antelación a la degustación. Este necesita compactarse bien, para que no se desmorone cuando se corte. Además esto realza el sabor del mismo, ya que los ingredientes permanecen unidos mayor tiempo y se sienten más intensos los sabores.
  • Se puede cambiar el tipo de queso que se esta utilizando por cualquier otro que tenga la misma consistencia cremosa que el queso crema aquí utilizado.

Este pastel de salmón ahumado es perfecto para realizarlo en cualquier época del año. Sin embargo, es preferible hacerlo en verano ya que no se necesita del horno para poder cocinarlo, se hace muy rápido y se sirve frío (esto puede ser súper refrescante en los días más calurosos).

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *