Como hacer pan casero

Ha acompañado al ser humano desde los principios de su existencia, es el acompañante perfecto para una infinidad de comidas a lo largo y ancho del planeta. En sus distintas formas, la receta de pan casero ha sido adoptado por las culturas de la humanidad para servir de compañía, o de base para comer un sin fin de texturas y sabores culinarios. Es así como nace el pan casero, de la necesidad de un alimento base fácil de preparar, y accesible para las masas.

Masa de pan casero

Receta del pan casero

Ingredientes necesarios

  • 10 gramos de sal fina
  • 300 gramos de agua tibia
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de levadura seca de panadero

Elementos necesarios

  • Bol
  • Tabla de mezclar
  • Rodillo de amasar

Preparación

Paso 1

Como si aplicaras sal a un caldo, agrega la levadura al agua tibia y déjala reposar durante aproximadamente diez minutos, así ganarás tiempo para tomar el bol, introducir harina, y luego mezclar con la sal. Mezclada la harina con la sal sobre la tabla de amasar, forma un montículo, al cual le abrirás un agujero en el medio, y después viertes la mezcla de agua que dejaste preparada con levadura en el centro del montículo de arena.

Paso 2

Después de vertida la mezcla de agua en la harina puede empezar a amasar, siempre en sentido circular hasta que los ingredientes de la masa queden bien unidos en una sola composición, sin permitir nunca que la misma se pegue a las paredes del bol.

Paso 3

Debes graduar la consistencia de la masa del pan casero agregando más harina en caso de que esté muy húmeda, o agregando agua si consideras que está muy seca; el objetivo es obtener una textura que no sea tan seca como para partirse, ni tan blanda como para pegarse a las manos.

Paso 4

Sobre la tabla de amasar, esparce una pequeña película de harina, para que tu consistente masa no se pegue al tablón ya que estás por empezar el proceso de estirar y doblar: pones la masa, la aplastas con las manos lo más que puedas, la estiras con las palmas y contra la mesa, y luego la doblas sobre sí misma formando una pequeña masa similar a la que tenías en un principio; este proceso lo vas a repetir una y otra vez durante unos 15 minutos hasta que la masa del pan casero sea homogénea y suave.

Paso 5

Una vez conseguida la consistencia correcta puedes volver a tomar el bol, el cual esta vez tendrás muy limpio, seco, y untado con aceite de oliva; si es así procede a introducir tu bola de masa en él, y a colocar un papel film transparente aceitado, para luego dejar reposar el arreglo en un lugar tibio, en un rato verás como la levadura hace su trabajo, haciendo crecer la masa, este proceso se llama la fermentación del pan casero.

Paso 6

Luego viene la parte dos del amasado y fermentado, en la cual se amasa sutilmente la esfera conseguida durante el primer proceso con las palmas de las manos, con movimientos circulares, mientras se doblan los bordes hacia adentro; ahora vamos a hornear.

Paso 7

La receta pan casero dicta que precalientes el horno a 250 grados, y deposita en la base del horno el contenido equivalente a una taza de agua, pon el pan en su bandeja, hazle unas leves incisiones en introdúcelo en el horno, e inmediatamente atomiza la masa con agua.

A los 20 minutos de haber introducido el pan en el horno puedes retirar la bandeja de agua de la parte baja del horno, y bajar la temperatura a 200 grados, luego lo dejas cocinar por 15 minutos más y estará listo para que le des unos golpecitos abajo con los nudillos, ¡si suena hueco haz hecho un pan casero de manera exitosa! Déjalo reposar por varias horas, o hasta el día siguiente, dependiendo de tu hambre.

Pan Casero Horneado

Trucos e ideas

Con solo cuatro dientes de ajo, tres cucharadas de mantequilla, una ramita de perejil o cilantro, y una pizca de sal, esta receta de pan casero puede pasar de ser una alternativa del desayuno, a ser un excelente snack para compartir con amigos. Solo debemos triturar las cabezas de ajo, sofreír la mantequilla con cilantro o perejil y la pizca de sal, y mezclar, untamos con el pan casero ¡y listo!

 

El pan casero más que un elemento acompañante querido por todos a nivel mundial, incluso en las recetas de cocina casera, puede ser adoptado por nosotros como parte de un conjunto disponible bajo nuestras mangas para impresionar a nuestros amigos, y es tan básico que es un libro en blanco para que elaboremos nuestros propios estilos en base a él, ¡Disfrútalo!

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *