Receta de Salchichas al vino

Las salchichas al vino es uno de los platos más populares y preferidos por las personas. La razón es porque ésta es una de las recetas con vino más sencillas. A la mayoría de los individuos les gusta esta bebida debido a que es exquisita y normalmente puede acompañar cualquier tipo de comida. Sin embargo, de un tiempo para acá las personas se han interesado en intentar elaborar sus platos preferidos con este licor. Ya que por lo general este le da un toque excelente y hace que cualquier a persona se le haga agua a la boca nada más de darse cuenta de que uno de los ingredientes del plato, es el vino.

salchichas al vino 3

Para que estas salchichas al vino queden deliciosas, hay que tener en cuenta que el secreto está en escoger unas salchichas de calidad. Sería muy bueno pedirle al carnicero que le dé unas de las mejores salchichas que tenga, ahí es cuando la diferencia entre un buen plato y uno normal se notará. Ésta, es una receta muy simple, pero de por seguro que a todas las personas le gustará. También es importante destacar que mientras mejor sea el vino más ricas estarán las salchichas.

Ingredientes para Salchichas al vino:

Esta receta está basada en una para seis personas, siéntase libre de cambiar las cantidades (aumentarlas o reducirlas) según sea el caso.

  • 700 gr. de salchichas (pueden ser de cerdo, pollo, etc.)
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • 2 copas de vino blanco
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elementos necesarios:

  • Tabla de picar
  • Cuchillos
  • Recipientes
  • Sartén

Preparación:

Lo ideal es utilizar salchichas frescas para elaborar esta receta, lo más conveniente es comprarlas directamente en una carnicería. Puesto que la mayoría de carne envasada (ya sea de salchichas, hamburguesas o carne picada) lleva lactosa o algún derivado del lácteo como aditivo. El lácteo o sus derivados no son buenos para mezclarlos con el vino. Otra opción podría ser comprar estas salchichas directamente en el matadero o por internet, ya en la actualidad existen tiendas que te envían cualquier producto directamente a tu hogar sin intermediarios y en un tiempo súper corto desde que se ha sacrificado al animal.

Paso 1: Cortamos los vegetales

Primero, se corta la cebolla estilo la juliana (en tiras) y el ajo en trozos pequeños.

Paso 2: Cocinamos las salchichas y los vegetales

Se pone a calentar una sartén con suficiente aceite de oliva. Luego de esperar un par de minutos se empiezan a cocinar las salchichas a fuego medio. Se cocina hasta que estás se pongan ligeramente doradas y se retiran de la sartén.

En el mismo aceite, pero a fuego más bajo, se coloca el ajo y la cebolla hasta que empiecen a dorarse.  Por último los pochamos.

Paso 3: Añadimos las salchichas

Una vez que los ingredientes están pochados, añadimos nuevamente las salchichas y las movemos con una paleta por al menos unos 10 minutos. También, le colocamos sal y pimienta negra en grano al gusto y las dos hojas de laurel.

Finalmente, vertemos un par de copas de vino blanco en la sartén y lo dejamos el primer minuto a fuego fuerte para que se evapore el alcohol. Luego, bajamos un poco el fuego y lo dejamos reducir unos 25-30 minutos hasta que la salsa espese. Y listo, ¡a comer!

salchichas al vino1

Consejos para la preparación:

  • Estas salchichas al vino no llevan más líquido que no sea el propio vino. Si se le agrega algún otro liquido como por ejemplo, el agua no se espesara la salsa.
  • Si se le quiere dar otro toque a la receta se le puede añadir, por ejemplo, unos guisantes. Estos se pueden agregar cuando se está vertiendo el vino ya que estos normalmente no necesitan mucho tiempo de cocción.
  • Algunos contornos recomendados para este plato podrían ser unas patatas al horno o algunos vegetales a la parrilla.

salchichas al vino 2

Esta podría ser tu oportunidad para sorprender a todo el que visite tu hogar con intensiones de probar una suculenta comida. Ésta es una receta sencilla, de pocos ingredientes y rápida de hacer la cual queda bien con todo. Entonces, anímate a realizar platos fuera de tu área de confort, ¿qué estas esperando? De seguro no te arrepentirás.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *