Las buenas formas para regañar a un perro

Todos los que tenemos la fortuna de tener un perro como mascota en casa sabemos lo importante que es su educación. No es que los vas a mandar a una escuela, pero si se necesita aplicar adiestramiento canino para evitar mal comportamiento. No es que los vas a tomar y a gritarles ya que ellos no entenderán, pero si hay algunos trucos. Lo importante es hacerles saber qué cosas pueden hacer y que otras no. Por lo que te dejamos 7 sencillos consejos para que los hagas entrar por el camino de la rectitud.

adiestramiento-canino-1

Buenas formas de regañar a un perro

Si lo vas a regañar, hazlo con un tono de voz adecuado

Procura ser recto y mantenerte firme al momento de llamarle la atención. Esto lo lograrás empleando un tono de voz serio, no como el que utilizas para hablarle normalmente. Procura no gritarle ya que en vez de ganarte su respeto, te tendrá miedo y esto es contraproducente. Cuando estés regañando a tu perro no le quites la mirada de encima, ya que asi le harás sentir tu presencia y hacerle respetar tus órdenes.

Desde cachorro debe comenzar su educación

Muchas veces tenemos un nuevo cachorro en casa sin idea alguna sobre cómo adiestrar a un perro. Por lo que debes saber que debes comenzar a educarlo desde que es un cachorro recién llegado a casa. Esto sin duda alguna es lo mejor que puedes realizar para corregir las travesuras propias de un cachorrito y no se prolonguen. Ésto debido a que luego de que crecen es muy difícil el disciplinarlos correctamente o que haga caso. De ahí el popular refrán “perro viejo no aprende trucos nuevos”.

adiestramiento-canino-5

En el adiestramiento canino, los regaños deben ser realizados al momento

Un error cometido por muchas personas es el regañar el perro cuando se encuentra tranquilo por algo que hizo anteriormente. La efectividad del regaño yace en que lo hagas cuando lo encuentres con las manos en la masa. ¿Por qué pasa esto? Pues simple, porque el perro sabrá asociar que lo que está haciendo está mal. Si lo regañas después de los hechos, probablemente se confundirá y tomará un comportamiento agresivo.

Evalúa cualquier comportamiento extraño o repetitivo

Otro caso común en el adiestramiento canino son las conductas repetitivas. En donde el animal ya sabe que lo que hace está mal pero lo repite por otros motivos. Siendo comúnmente el sentirse solo, no poder hacer ejercicio y la más común, la ansiedad. En este caso es necesario que reconstruyas la relación con tu mascota y le dediques más tiempo. Por supuesto que debes regañarlo por estas actitudes pero igualmente debes investigar el por qué las repite.

adiestramiento-canino-4

No lo llames por su nombre

Mientras estés regañando a tu perro evita a toda costa llamarlo por su nombre. Esto porque podría relacionarlo con una acción negativa y probablemente ya deje de responder. Procura usar frases o palabras muy cortas o breves pero con peso, un ¡No! Bastará. De manera firme y con un gesto molesto lograrán darle el mensaje. Si lo encuentras por ejemplo, mordisqueando un zapato, dile la palabra mientras le alejas la boca de lo que esté mordiendo. De esta manera entenderá qué es lo que no debe hacer.

¡Alto! No le hagas daño

Existen ocasiones en que muchas personas se salen de control, dejándose llevar por la ira o la rabia. Muchas veces infligiendo daño al animal, lo cual se debe hacer bajo ninguna circunstancia en el adiestramiento canino. Siguiendo estos consejos de adiestramiento de perros bastará, pero no debes emplear la violencia si ves este tipo de acciones. Si ves que el perro de verdad no responde a tus regaños, prueba dándole suavemente en las patas con un periódico u otro material suave. No de manera violenta, si no como un recordatorio de que si lo vuelve a hacer, habrá consecuencias.

adiestramiento-canino-2

Recompénsalo por su buen comportamiento

Por supuesto que a punta de regaños el animal podría terminar siendo agresivo o violento, por lo que es importante recompensarlo. Establece un buen sistema de recompensas con él, de manera que cuando se porte bien se gane una galleta o una salida al parque. De esta manera tu relación con tu perro será mucho más profunda y afectiva. El será obediente en todo momento y tú estarás feliz con su presencia.

El adiestramiento canino es un paso fundamental para poder tener una mascota alegre y obediente en casa. Si se descuida o si se le da demasiada libertad el perro puede tornarse agresivo o simplemente ignorar las órdenes. Siempre procura llevar una relación sana amo-mascota y siguiendo estos consejos verás cómo adiestrar a un perro puede ser divertido. Los peludos de la casa necesitan mucho cariño y protección, ¡pero la disciplina también deben conocerla!

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *