Por qué tus hijos quieren que dejes de fumar

Puede resultar pelicular cómo simplemente el fumar nos aparta de una gran cantidad de aspectos importantes en la vida. Sin embargo, los fumadores no se percatan de cuánto daño le ocasionan a sus seres queridos perjudicando su salud y la de ellos. Como todos sabemos dejar de fumar no es algo tan simple. Pero, si has tomado esa decisión vas por el camino correcto. Además, si tienes hijos es muy probable que ellos deseen que tu salud sea eterna.

Pero, ¿Cuál es la motivación principal para que dejes de fumar? ¿Sabes cuáles son los beneficios de dejar de fumar? Para muchas personas que tienen una familia sus hijos son el principal motivo. Además, los niños también copian las conductas de sus padres. Es muy probable que sientas que fumar es agradable pero en el fondo sabes que es malo para tus hijos. También, puede ocurrir que te plantees dejar de fumar pero te cueste demasiado. En la vida existen cosas que nos agradan pero al mismo tiempo nos dañan.

Padres fumadores

 

Riesgo de muerte súbita de los lactantes

Los padres fumadores pueden no percatarse del daño que les ocasionan a sus hijos. Sin embargo, es una realidad que el humo del tabaco puede ocasionar graves problemas a los fumadores pasivos. Debido a esto, se debe tomar en cuenta que los bebes y niños son más sensibles y si están expuestos al humo del tabaco tienen mayor riesgo a sufrir enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Incluso, esto podría llevarlos a una muerte súbita si aún son lactantes porque el aire que están respirando es literalmente veneno.

50% o más de riesgo de otitis

Los niños que están expuestos al humo del tabaco pueden desarrollar una gran cantidad de enfermedades y riesgos negativos para su salud. No obstante, dentro de algunas de las problemáticas se encuentra el hecho de que los niños que se exponen a ambientes de fumadores tienen un mayor riesgo de sufrir severas infecciones, inflamación o quizás alguna obstrucción en los oídos.

Más de 20% riesgo de crisis asmáticas

No es ningún secreto que el humo del tabaco le causa más riesgos negativos a los fumadores pasivos. Si los niños respiran todo ese humo sus probabilidades de sufrir cualquier enfermedad de las vías respiratorias aumentan. También, es bien conocido que el humo del tabaco incrementa los ataques de asma.

Más de 30% riesgo de infecciones respiratorias

Debemos tomar en cuenta que los niños son más vulnerables porque están en crecimiento. Pero, si se exponen en ambientes que estén contaminados es altamente probable que su salud se vea afectada. El riesgo de aumentar las infecciones respiratorias en niños es una consecuencia de los padres fumadores. Los niños se ven expuestos a enfermedades como la neumonía, la bronquitis, entre otras, simplemente por respirar el humo del tabaco.

Probabilidad alta de irritaciones mucosas

Los niños pueden verse afectados por el humo del tabaco. Es obvio, que todo su organismo está en proceso de maduración, esto ocasiona que sean más sensibles y su sistema inmunológico no pueda reducir ningún daño producido por el tabaco. Además, el humo del tabaco puede estimular irritaciones en las mucosas de la garganta y la boca. Incluso, puede crear irritabilidad en los ojos de los niños.

Más que probable que tu hijo fume cuando se haga mayor

Los niños cuando van creciendo imitan lo que sus padres hacen porque son sus modelos a seguir. Por ello, es muy probable que cuando vayan creciendo adopten más conductas y puedan llegar a ser fumadores. El problema es que los padres pierden el derecho a reclamar porque esa fue una conducta adquirida a través del reflejo de su familia.

Adolescentes fumando

Por último, dejar de fumar puede traer grandes beneficios a tu persona, familia y amigos. No debes olvidar que cuando creas un hogar la responsabilidad aumenta y si eres fumador parte de los riesgos a los que te expones los compartes con tus seres queridos. Si deseas tener una familia sana y feliz, el primer comienzo es alejarse del vicio del tabaco y comenzar un nuevo estilo de vida. No obstante, tú serás quien sienta como una libertad al ya no ser simplemente el esclavo de un cigarro. ¡No te desanimes y cuida la salud de tu familia!

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *