Dolores menstruales, ¿a qué se deben?

Es normal que la mujer durante los primeros días de menstruación presente dolores en la parte abdominal, incluso en los muslos y que tenga algunos otros síntomas como vómitos o diarrea; Decimos así que los dolores menstruales se deben a las importantes variaciones hormonales que sufre la mujer durante ese periodo de tiempo.

dolores menstruales

También te puede interesar: Como combatir los dolores menstruales

Sin embargo a nivel médico existen dos tipos de dolores menstruales, los dolores que se presentan los primeros días de menstruación y en los que el resto del organismo de la mujer se encuentra sano, este es llamado dismenorrea primaria.

Y los dolores menstruales secundarios que se desarrollan posterior en mujeres que han tenido periodos normales y con frecuencia están relacionado con problemas en el útero u otros órganos pélvicos, entre ellos se encuentran: Endometriosis, Miomas, Enfermedad inflamatoria pélvica, síndrome premenstrual, infecciones de transmisión sexual, estrés y ansiedad.

Las principales causas de los dolores menstruales se deben a ciertos acontecimientos y cambios químicos que suceden en el organismo femenino, entre ellos están:

Contracciones

El útero femenino desencadena contracciones para expulsar el endometrio (mucosa que recubre el interior del útero cuyo objetivo es acoger a un posible embrión).

Prostaglandinas

También durante y antes de cada menstruación el organismo femenino produce unas sustancias denominadas prostaglandinas encargadas de ejercer las contracciones del útero y en consecuencia el dolor.

Cuanta más prostaglandinas se fabrican mayor es el dolor.

De igual manera siempre va a depender de la susceptibilidad individual de cada mujer y la intensidad del dolor con el que se presentes las contracciones indicara si se trata de una patología primaria o secundaria.

Cabe destacar que existen ciertos factores de riesgos vinculados a los dolores menstruales, y algunas mujeres son más propensas a padecer estos dolores.

Existe la posibilidad de que si existiera en la familia de la mujer afectada casos de dismenorrea este hecho contribuya a la aparición de dicha patología.

Algunas otras causas

También contribuyen a la aparición la falta de ejercicio físico, el consumo de tabaco en exceso, consumo de cafeína, y alcohol, además de sufrir estrés crónico, un estado emocional o afectivo alterado y las enfermedades inflamatorias de la pelvis.

Para culminar lo más importante de saber y al entender este tipo de patología es que existen innumerables tipos de tratamientos que ayudan a mejorar esta condición, de hecho los tratamientos no solo pueden ser médico son también natura, incluso puede llegarse a combinar cualquiera de los dos tipos, y lo ideal es llevar una vida lo más sana y normal posible a pesar de padecer este tipo de condiciones. También te puede interesar: Proceso de un ciclo menstrual

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *