Experimento social con un mendigo (o el arte de compartir)

A veces la humanidad nos devuelve esa brizna de esperanza, esas ganas de seguir siendo humano y no desaparecer. A veces en la vida nos encontramos en esas situaciones y con esas personas que nos cristalizan los ojos y nos dejan ojipláticos, sin ni siquiera saber qué hacer a continuación.

Ésto es lo que pasó en este experimento social en el que nuestro amigo lo maquina todo para que suceda lo que no se espera.

mendigo

Sólo hay dos protagonistas, y ya nos bastan. Con ellos dos discurre toda la historia en la que veremos, mientras se nos eriza la piel, como reacciona uno y otro, y no nos creeremos lo que sucede finalmente.

A disfrutar del vídeo.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *