5 tips para besar bien

Las mariposas que notamos en nuestro interior cuando se acerca a nosotros esa persona solo se apagan un poco cuando la podemos besar bien. Necesitamos visitar cualquier rincón desconocido de su boca para transmitirle que queremos hacerle feliz. Por ello es necesario utilizar todos los conocimientos posibles para que la otra persona quede encantada. A lo largo de este blog vamos dar cinco consejos muy buenos para besar bien.

imagen-post1

5 Tips para besar realmente bien

Una forma muy concreta de saber si con el beso que hemos dado conseguimos nuestro objetivo es ver la reacción de la otra persona. En ocasiones un beso genera la respuesta de nuestra pareja. Eso es una muy buena señal. Significa que a tu otra mitad le ha gustado y que quiere repetir: lo que comúnmente se conoce como “ganas de más”.
A continuación aparecen los cinco consejos que debéis seguir para llegar a esa situación:

Concentración

Lo más importante para besar bien es estar plenamente concentrado de que queremos hacerlo. Si estás decidido a dar el paso por primera vez, debes saber que besar bien depende de la concentración que tengas puesta en el momento. Cualquier distracción por pequeña que parezca puede arruinarnos un momento que puede ser precioso. Por ello, busca un lugar que  favorezca a tu concentración y evita que tu pareja pierda también la suya.

Acaricia a tu pareja

El contacto físico es lo que hace que tú y tu pareja estéis en completa sintonía. De esta forma podréis culminar en un beso de película. Lo mejor para comenzar a preparar el ambiente es acercarte a tu pareja para que te sienta más próxima. Muchas veces no nos damos cuenta del bien que hace ponernos cerca de nuestra mitad para generar esa situación que nos hace sentirnos más próximos. Se recomienda que cuando quieran dar un buen beso, comiencen acariciando a su pareja lentamente, haciendo rozar las yemas de los dedos con los antebrazos o la parte trasera del cuello. Eso siempre hace que la otra persona se sienta muy cómoda y expectante.

Gatos Acariciándose

Humedece tus labios

A veces damos besos con los labios secos y esto nos genera una sensación un poco desagradable. Esto hace que los labios se peguen entre ellos y no permitan deslizarse (como habría ocurrido con unos labios muy bien hidratados). Se supone que los labios cuando están húmedos no generan sensación desagradable que evite la interacción con la otra persona.

Por ello recomendamos plenamente que cuando llegue el momento preciso y vayamos a comenzar nuestro beso de película, no olvidemos el agua. En este apartado hay que recordar que también es muy importante un aliento fresco. No hay que pasarse con que sea demasiado fresco, ya que podemos caer en el exceso de un beso con sabor a pasta de dientes.

Abre un poco la boca

Es muy incómodo intentar dar un beso y encontrarte con que la boca de tu pareja está firme y casi cerrada. No es necesario abrir demasiado, puesto que los labios han de sellarse unos con otros. Existe una medida perfecta, pero esa solamente se puede calcular entre las propios personajes que intervienen en el beso.

Cuidado con ciertos movimientos

Cuando se produce un beso entre dos personas hay ciertos gestos que deberíamos de evitar por encima de todas las cosas. En primer lugar, hay que intentar controlar nuestro uso de las manos. Si la otra persona aún está entrando en ambiente y no hemos acertado mucho con el momento seleccionado para el beso, puede ser que se moleste. Lo mejor es realizar caricias lentamente.
Por otro lado, cuando utilizamos el mordisco como arma, hemos de tener en cuenta que deben ser mordiscos pequeños y que no le puedan hacer daño a la otra persona. Hay que controlar bien la presión ejercida.Otra cosa que puede afectar también a la efectividad de nuestro beso es el uso de la lengua. Es muy recomendable que la introduzcamos muy poco a poco. La exploración no es mala, pero claro debe ser respetuosa porque si no puede ser que tu pareja se moleste.

Lo más normal que podemos hacer para que nuestros besos gusten es practicarlos mucho. Prueba a dar todos los días uno a tu pareja en ese momento que tenéis para vosotros. Verás como descubres sus gustos y le sorprendes con tus mejoras.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *