Esguince de tobillo: ¿cómo prevenirlo?

El esguince de tobillo puede decirse que es la lesión estrella de cualquier deportista actual. Es una de las lesiones más recurrentes en cualquier ejercicio que involucre movimientos del pie. Un esguince es una lesión de ligamentos de variable intensidad que van desde el número 1 al número 3, siendo el 1 leve y el 3 grave.

¿Pero cómo se puede prevenir un esguince de tobillo al realizar deportes constantemente?. Te dejamos aquí una serie de consejos para que puedas desempeñarte adecuadamente, manteniendo lejos las lesiones.

esguince-de-tobillo-1

Prevenir un esguince o torcedura de tobillo

Recupérate de manera adecuada

Si ya has sufrido de un esguince de tobillo anteriormente, pues estás en riesgo de que pueda repetirse esa lesión. Esto debido a que tanto los músculos como los tendones quedan debilitados en cierta medida. Siendo recurrente dolor al mover el pie, o respuesta negativa antes estímulos externos en la articulación.

Por lo que es importante ir directamente con un médico y fisioterapeuta para que recibir información. Lograr establecer un plan de ejercicios y entrenamientos adecuados y recuperarnos completa y eficazmente.

esguince-de-tobillo-3

Deshazte de tus miedos

Las personas que ya hayan pasado por estos episodios, temen volver a repetir esa experiencia. Esto puede derivar en un cambio inconsciente de la forma de caminar, correr y hasta de actuar. Todo se debe a que evitan a toda costa el apoyar la extremidad donde sufrieron el esguince de tobillo. Es importante que durante la recuperación se ejercite la pierna afectada para poder recuperar la movilidad. Devolviéndole al tobillo afectado la capacidad de responder a estímulos y fortalecerse ante presiones o movimientos que puedan desencadenar otra lesión.

Entrenamientos musculares especializados

Es importante contar con músculos fuertes para proteger la zona del tobillo. La acción muscular permite que reflejamente se tense la zona en caso de sufrir algún traumatismo o caída. Para esto debe existir cierta resistencia en los músculos, la cual sólo se gana mediante entrenamiento y fortalecimiento. Además que en dichos regímenes de ejercicios se trabajan también el equilibro, la agilidad y la coordinación.

esguince-de-tobillo-2

Trabajar en el equilibrio de las piernas

Tanto en la vida diaria como en los deportes es común que tengamos preferencia o exista una extremidad con la que desarrollemos más fuerza. En el caso de los tobillos puede ser un factor determinante en el aumento de probabilidad de sufrir un esguince de tobillo. Por lo que hay que entrenar ambas piernas y tobillos al unísono para obtener un buen desarrollo en ambas. Además de prevenir  y curar esguince, contribuyen a mantener el equilibro del cuerpo en general.

esguince-de-tobillo-5

Entrenamientos propioceptivos para fortalecer reflejos

Este tipo de ejercicios se basan principalmente en colocar el cuerpo en un estado de desequilibrio. Como puede ser apoyarse en superficies inestables o con desniveles, plataformas en movimiento etc. Con esto se busca mejorar los reflejos y reacciones de cada uno de nuestros músculos para hacerlos más fuertes y resistentes. Y en todo caso de ocurrir una lesión como un esguince de tobillo, minimizar sus consecuencias al mínimo. Es importante saber que la acción muscular varía en cada persona, por lo que la intensidad y la duración de estos son variables.

esguince-de-tobillo-4

Estos son sólo algunos trucos generales para poder afrontar un esguince de tobillo de manera adecuada, ya que todos somos distintos. Y en este caso es importante adaptar las rutinas a las necesidades y capacidades de cada persona. Lo ideal es cambiar la mentalidad de muchas personas que creen que es necesario pasar por un esguince para llamarse deportista.

Las lesiones son comunes, pero pueden prevenirse empleando esfuerzo, tiempo y un entrenamiento adecuado. Además de seguir un buen patrón nutricional para asegurar la correcta recuperación y regeneración muscular.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *