Trucos para prevenir la afonía

Cuando se pierde la capacidad para hablar o sólo puede hacerlo en susurros se dice que sufrimos de afonía. Para que se produzca la voz, es necesario que las cuerdas vocales estén en perfectas condiciones. Sin embargo, esta condición puede ser ocasionada por diversos factores y pueden interferir con la vida diaria de las personas. Lo cual es un problema si se está en una profesión donde su uso es indispensable.

Por suerte, existen maneras de evitar la afonía si se toman las medidas adecuadas. Sigue leyendo para enterarte de cómo puedes prevenir quedarte sin voz.

Close-up of a doctor examining a young woman's throat with a tongue depressor

Trucos para prevenir la afonía

Evitar el alcohol y el tabaco

trucos-para-prevenir-la-afonia

Una de las principales causas de la afonía es la ingesta excesiva de alcohol. Esta sustancia es conocida por irritar la garganta y causar pequeños daños en las cuerdas vocales. Los daños en este órgano son comunes y pueden ser causados por casi cualquier cosa. El problema es que con un consumo excesivo de esta bebida, no se le da tiempo de recuperarse. Lo que al final ocasiona que se escuchen cambios en la voz.

Del mismo modo afecta el tabaco. Las toxinas contenidas en esta sustancia pueden dañar las cuerdas vocales de tal manera que causen daños irreversibles en ellas. Esto se da en casos extremos. Si necesitas utilizar tu voz para un evento más tarde, lo mejor es que evites el alcohol y dejes de fumar.

Controlar el volumen de la voz

La afonía es causada comúnmente por el esfuerzo indebido al utilizar la voz. Es por eso que la mejor manera es saber cómo controlar el volumen adecuado. Nuestra garganta suele dar señales de que estamos utilizando mal nuestra voz. Cuando estamos hablando por periodos extensos de tiempo se puede sentir una resequedad en ésta. Es así como nos damos cuenta de que no hemos logrado controlar la voz. Mantén un volumen en el cual seas capaz de hablar cómodamente.

Si eres un profesor, quizás debas esperar a que el salón esté calmado para poder hablar y modular para que todos te escuchen sin gritar. Los cantantes y las personas que trabajan en el teatro practican la voz como un instrumento. De esta manera son capaces de modularla para ser escuchados sin dificultad por los demás.

Tomar agua a menudo

trucos-para-prevenir-la-afonia-2

Para que las cuerdas vocales puedan funcionar de manera correcta es necesario que la mucosa que recubren las vías respiratorias estén en perfecto estado. La afonía puede ser causada debido a una resequedad en la garganta. Esto puede ser síntoma de una deshidratación. Si quieres evitar que tu voz se desgaste, lo mejor es que tomes lo que la mayoría de los doctores recetan. 8 vasos de agua al día pueden mejorar la salud de tu cuerpo y evitar que se pase por esta situación.

Tener una buena noche de sueño

Si tienes algún evento al día siguiente lo mejor es que evites el trasnocho. Está certificado que esta condición empeora la salud de tu cuerpo. El organismo de un ser humano necesita como mínimo 6 horas de sueño. Esta cantidad puede verse alterada dependiendo de la edad de la persona. Generalmente, para los adultos se recomienda entre 7 y 8 horas de sueño cada noche. Cuando se está durmiendo el cuerpo realiza un conjunto de proceso que ayuda a renovar diversas partes del cuerpo. Si quieres tener la capacidad para hablar al día siguiente, es indispensable que trates de dormir esas horas. Además, la calidad del sueño no sólo se logra por las horas, sino por sus condiciones. Una buena cama, un lugar tranquilo y con poca luz son necesarios para lograr una buena noche de sueño.

Realizar calentamientos

trucos-para-prevenir-la-afonia-3

Los cantantes, los artistas y profesionales que utilizan la voz saben que la mejor manera de evitar esta condición es calentando la voz. Las cuerdas vocales son otros músculos del cuerpo cuyo calentamiento puede prevenir su desgaste.  Por lo general estos ejercicios se tratan de tararear con la boca cerrada en un tono bajo. Además de esto, hacer vibrar los labios sirven el mismo propósito. Realiza estos ejercicios antes de una presentación o cualquier actividad que requiera usar la voz. Si lo has hecho bien, tu voz no debería estar cansada luego.

No debes llegar al punto en que te quedes sin voz. En la mayoría de los casos, primero se presenta disfonía antes de la afonía. La disfonía se trata de los cambios en el tono de la voz y es mejor conocida como la ronquera. En caso de que ya presentar ésta, lo mejor es que se tome reposo y se trate de hablar lo menos posible. En el caso de que se trate de una afonía por algún virus lo mejor es tomar los medicamentos recomendamos.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *