Tratamiento de la anorexia nerviosa

El plan de tratamiento para un paciente con anorexia nerviosa debe tener en cuenta los factores psicológicos y físicos. Esto depende de la evaluación de riesgos y los deseos del paciente, que normalmente no se encuentra en la mejor condición psicológica. En general en una persona con anorexia síntomas serán evaluados para determinar el grado de daño. Llegando hasta ser necesario internarlo en el hospital según la gravedad de los mismos. Claro está que el factor psicológico influye en gran medida al tratamiento, porque debe trabajarse en reforzar la seguridad de la persona. En los niños y adolescentes algún tipo de intervención psicológica basada en la familia es esencial.

bulimia-nerviosa-2

Tratamiento de la anorexia nerviosa

Fármacos, vitaminas, calmantes, etc

Los tratamientos físicos comprenden intervenciones nutricionales y fármacos activos. Estos últimos se utilizan para apoyar los tratamientos psicológicos o de condiciones específicas, más que ser sanaciones de primera línea. El compromiso y los esfuerzos motivacionales pueden ser útiles para maximizar la adherencia al tratamiento. Un pequeño número de pacientes con anorexia nerviosa no tienen la capacidad de tomar decisiones sobre su propia salud y seguridad, por lo que deben ser atendidos por sus familiares. En algunos casos se recomiendan pequeñas dosis de calmantes para ayudar a combatir los ataques de ansiedad y depresión. Así como también complejos multivitamínicos para poco a poco restaurar la salud del organismo.

anorexia-nerviosa-1

Ganancia de peso y normalización de ingesta calórica diaria

La restauración de peso y estado nutricional son elementos clave en el tratamiento de la anorexia nerviosa. Este tratamiento tiene como objetivo describir los problemas relacionados con los requerimientos calóricos necesarios para obtener y mantener el peso. Esto puede ser por medio de dietas específicamente diseñadas para cada paciente. Horarios preestablecidos para consumir cada una de las comidas así como sus cantidades y raciones. Después del tratamiento psicológico, este puede ser el paso más difícil para un paciente con anorexia.

Como resultado, el aumento de la ingesta calórica pueden causar malestar intestinal intermitente o agudo. Esto debido a que el cuerpo requiere tiempo para adaptarse al tratamiento del aumento de la ingesta de alimentos. Un rápido aumento en calorías puede resultar en condiciones peligrosas para algunos pacientes que tengan daños intestinales. Los largos períodos de malnutrición durante la anorexia y bulimia causan cambios físicos en los músculos y en la capacidad de digerir los alimentos. Por lo que es muy importante contar con un seguimiento minucioso de parte de un especialista.

anorexia-nerviosa-2

Terapias psicológicas para la anorexia nerviosa

Existe una gran variabilidad en la disponibilidad de terapias psicológicas para los pacientes con anorexia nerviosa. No existe un enfoque uniforme o convenido en el tratamiento o manejo de la anorexia nerviosa en adultos. Ya sea en términos de tipos de tratamiento que se ofrece, su duración, intensidad o el entorno en el que se proporcionará. En el tratamiento de la anorexia nerviosa en niños y adolescentes, las intervenciones familiares son determinantes para el éxito. Suelen llamarse terapias familiares grupales, ya que todo el grupo familiar se ve involucrado en el proceso.

anorexia-nerviosa-3

Terapia cognitiva de comportamiento

En los servicios de trastornos alimentarios especialistas pueden ofrecer una amplia gama de terapias psicológicas individuales. Incluyendo la terapia cognitiva de comportamiento, basada principalmente en el estudio de las emociones que generan una conducta. Esta terapia va a tratar directamente las fallas con el autoestima que tenga la persona, ayudándole a aceptarse. La aceptación es fundamental para que se pueda dar el primer paso fuera de la anorexia. Esto es posible aceptando su cuerpo, su tamaño, su figura y contextura, a la vez que entiende que debe comer para vivir.

anorexia-nerviosa-4

Otras terapias de reforzamiento

Junto con la continua alimentación saludable, la reducción de otros síntomas relacionados con trastornos alimentarios y la promoción de la recuperación psicológica. En los pacientes con anorexia perdurable, el tratamiento psicológico puede tener objetivos más modestos y puede centrarse en mejorar la calidad de vida y el mantenimiento de un peso estable ni seguro que más que a un peso óptimo.

La terapia psicodinámica, la terapia de estimulación motivacional y las intervenciones familiares. En general, los objetivos del tratamiento psicológico son el promover el aumento de peso y la alimentación saludable. Reducir otros síntomas relacionados con trastornos alimentarios y fomentar la recuperación psicológica.

anorexia-nerviosa-5

El tratamiento de esta anorexia es a menudo difícil, algunos individuos son notoriamente difíciles de ayudar. Esto es debido a la naturaleza insidiosa de la enfermedad, que causa estragos en el cuerpo y la mente. Por lo general, el hambre no es una preocupación inmediata de la mayoría de los individuos que se presentan con este trastorno, pero el peso corporal y la nutrición sí. Estos deben ser evaluados a fondo en el inicio de la terapia. Es importante una exahustiva evaluación del estado de la persona para así poder determinar la mejor ruta a seguir. No todos los cuerpos son iguales y no todos los tratamientos sirven a todas las personas. Pero el objetivo siempre será ayudar a las personas a llevar una existencia feliz y saludable.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *