Cuidados íntimos para el herpes vaginal

¿Te han detectado un herpes genital y no sabes por dónde debes empezar? Este hecho sucede habitualmente cuando vamos al médico por unas simples molestias y nos encontramos con algo más “serio”. A esto se une que la situación no es la más idónea. Un herpes vaginal puede resultar doloroso y molesto para las mujeres. Al fin y al cabo las pequeñas llagas que suelen aparecer escuecen y no nos dejan llevar una vida normal.

descanso y relax

Mujer dedicándose tiempo a si misma

 

Cómo podemos curar un Herpes Vaginal

Cuando ya tenemos claro que nuestro problema es el herpes vaginal hemos de comenzar a cuidarnos. De esta manera la dolencia terminará lo más rápido posible. A lo largo de este post vamos a indicar una serie de cuidados que debemos seguir para curarnos de esta ETS lo antes posible.

  • Realizar lavados con agua y jabón de la zona infectada.
  • Lavar manos y uñas antes de tocar la zona afectada.
  • Beber mucho agua.
  • No se debe vestir ropa demasiado ajustada.
  • Se debe tomar ibuprofeno para paliar los dolores.
  • Se pueden utilizar pomadas de melisa en la zona afectada

Lavados de la zona

Se deben realizar lavados con agua y jabón de toda la zona infectada. También se puede utilizar agua y sal para conseguir que las llagas de la zona se vayan secando y dejen de molestar. Además de que con ese simple gesto se pueden evitar otro tipo de infecciones. También se pueden aplicar compresas frías sobre la zona afectada que van a facilitar la refrigeración de la zona afectada por el herpes vaginal.

Lavar manos y uñas

Siempre que se vaya a tocar la zona afectada para cuidar el herpes vaginal se deben de tomar todas las precauciones necesarias para que no se vuelva a repetir. Para poder tocar la zona contagiada del herpes vaginal debemos tener las manos y las uñas completamente limpias con agua y jabón. Tras curar la zona debemos secarla completamente. Podemos utilizar cualquier cosa, menos polvos de talco, que está científicamente probado que no funciona en estos casos.

Beber gran cantidad de agua

Habitualmente se recomienda un consumo de dos litros de agua al día, aproximadamente. Esta costumbre es muy buena para nuestra salud en general. Por ello éste es uno de los factores principales que pueden mejorar en la cura del herpes. Se recomienda tomar toda la cantidad de agua posible, en cualquiera de sus formas: líquida, en infusiones, …

Vaso de agua con hielo

No vestir ciertos tipos de ropa

La ropa interior debe de ser de algodón, lo que hace que no genere demasiada presión, ni tanto color que la zona se estropee aún más. Se debe vestir ropa que quede muy holgada de manera que en la zona no haya ningún tipo de presión para que no se enrojezca más la zona, ni se infecten las llagas que han aparecido debido al herpes vaginal.

Tomar ibuprofeno

Los médicos siempre nos recomiendan disponer de los medicamentos cuando realmente los necesitamos. En los herpes vaginales nos encontramos con una molestia constante debido a que es una zona bastante sensible. Una vez que el médico le ha diagnosticado la enfermedad y le ha dado las pautas para seguir un tratamiento probablemente le dirán que debe tomar ibuprofeno para evitar el dolor. Este proceso deberá de seguirse cada ocho horas. Si la infección produce fiebre, además puede alternarse con paracetamol cada seis horas.

Aplicar pomadas en la zona afectada

Se pueden aplicar pomadas específicas para mejorar las llagas que haya en esa zona abultando el herpes vaginal. Entre las pomadas más efectivas aparecen las pomadas de melisa. Estas se pueden encontrar en cualquier herboristería. Son todo lo naturales que se puede querer y realmente efectivas para los que las usan. También se puede hacer un tratamiento casero con hoja de hamamelis. Esto consiste en hacer una infusión con un litro de agua y varias hojas de hamamelis.

 

Una vez que se hayan realizado todos estos tratamientos lo más probable es que notemos un gran alivio a nivel particular en toda la zona. En un corto periodo de tiempo podréis conseguir que además de mejorar, el herpes genital que tanto nos ha estado molestado comenzará a desaparecer, dejando paso a una zona tremendamente cuidada. Lo mejor es prevenir, pero si aun así nos vemos afectados lo mejor es utilizar los consejos que aparecen a lo largo del post.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *