El divorcio y los niños

El divorcio es un proceso complicado y duro para todas las partes involucradas. Estos trámites pueden volverse aún más difíciles si existen hijos de por medio. Los niños siempre son los que tienen que sufrir más cuando una pareja no puede reconciliarse.

Ésto se debe a que sus rutinas se ven afectadas y nada de lo que conocían vuelve a ser lo mismo. Por esta razón, muchas parejas buscan información sobre la situación de sus hijos cuando deciden divorciarse. Existen muchos términos que pueden variar en cada país, pero estos son los que prevalecen en la mayoría de las leyes que los rigen.

el-divorcio-y-los-ninos-4

El divorcio y los niños

Momentos antes del divorcio

Antes de embarcarnos en los términos que son comunes escuchar relacionados con los hijos en el divorcio, tenemos que hablar un poco de la perspectiva del niño. Antes de siquiera presentar la demanda del divorcio, tu hijo puede haber notado hace mucho los cambios en tu familia. Se le debe dar más crédito a los niños de hoy, pues ellos tienen una perspicacia muy desarrollada. Las disputas entre los padres y la tensión constante en el ambiente familiar puede causarle ansiedad a los más pequeños. Ellos comprenden que algo malo está pasando, pero no están seguros del por qué.  Las cosas no ayudan, si la pareja empieza a tratarse diferente enfrente de ellos.

Los padres pueden cometer muchos errores en las etapas más tempranas del divorcio. Estos al final afectan a la salud emocional de sus hijos. Es importante si ya se ha tomado la decisión de divorciarse, tomar en consideración como ésta afecta la vida del niño. Esto no quiere decir que no debería realizarse un divorcio. Sólo planificar una manera en la que su vida no se vea cambiada totalmente.

Tipos de custodia

USA, New Jersey, Jersey City, Parents quarreling, with daughters (10-13) in background

Cuando se está diseñando el documento de divorcio verá que el abogado necesita que le indique que pasara con sus hijos.  Obviamente este acuerdo tiene que ser discutido con la otra parte afectada, si quiere que se acepten los términos sin mayor complicación. La mayor parte del mundo practica este tipo de acuerdo y estos son sus formas más comunes.

  • Custodia compartida: Dependiendo del lugar donde se viva, esta puede ser la modalidad más o menos común.  Esta se trata de que ambos pares se dividen el tiempo de la crianza de los hijos. Lo ideal es que se comparta un 50/50, pero en muchos casos esto no es así.  La forma en que el pariente que no tenga la custodia física del hijo pasara tiempo con este, puede ser ideada mediante la discusión de ambas partes o en el peor de los casos bajo, la decisión de un juez.
  • Custodia exclusiva: Este tipo es asignado en su mayoría por decisión de un juez, porque los padres suelen objetar este arreglo cuando se les presenta la demanda de divorcio. Está concede únicamente la custodia a sólo una de las partes en el conflicto. La persona encargada de cuidar al niño tendrá que hacerse cargo en todos los ámbitos de su vida. Sin embargo, en estos casos el pariente no custodio aún tiene la facultad de tomar decisiones con respecto a la crianza de éste. 
  • Custodia partida: Este caso es peculiar y sólo se da en situaciones específicas. Cuando se tuvo más de un hijo, puede repartirse la custodia física de cada uno entre ambas partes. Únicamente se ve este tipo de situación, cuando los hijos presentan una clara inclinación por alguna parte, que difiere de la de su hermanos o hermanas.

Régimen de visitas

el-divorcio-y-los-ninos-3

Otro de los conceptos que seguramente escucharán cuando se quiera pedir un divorcio es el régimen de visitas. Éste es el derecho de que tiene el familiar de ver a su hijo, cuando no posee su custodia física. Este itinerario puede ser ideado por ambas partes mediante discusiones o ser impuesto por la decisión de un juez. La mejor forma de diseñarlo es la primera, porque son los padres los que conocen mejor a sus hijos y saben que necesitan.

Dependiendo de las necesidades de los hijos éstas pueden ser dadas de formas muy diferentes. En la mayoría de los casos se le confiere un fin de semana alterno al padre o la  madre para ver a sus niños. Otra de las formas habituales es compartiendo los periodos vacacionales y las festividades.

Pensión alimenticia

Quizás el término más común y más escuchado por todos. Se trata sobre el dinero mensual que la parte que no tiene la guardia y custodia de los niños, tiene que pagar para cubrir las necesidades de éste. Esta viene determinada por la cantidad de tiempo que pasa con la otra parte y su capacidad económica. Es importante destacar que, el incumplimiento de una mensualidad no suprime el derecho a visitas. En muchos casos, cuando incumplen con ésta, la parte que posee la custodia  trata de negarle este derecho. Sin embargo, esto no está en ley. El derecho de visitas es tanto para el padre o la madre, como para el niño.

Estos son los términos que debes conocer cuando estás pensando en un divorcio. Es recomendable, el uso de un divorcio de mutuo acuerdo cuando se quieren terminar relaciones matrimoniales que tienen hijos que cuidar. De este modo las disputas quedarán entre ambas partes y no se tendrá que someter a los niños a la presión de los tribunales.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *