Utilización del Aceite de Argán para nuestra piel

Existen diversas maneras de utilizar el aceite de argán. Desde una herramienta para recuperar la vitalidad de nuestro cabello hasta ayudarnos con la meta de perder peso. No obstante, donde sus beneficios más salen a relucir es cuando es aplicado en la piel.

Las propiedades del aceite de argán son capaces de regenerar la piel hasta el punto de rejuvenecerla. Es por ésto que sea han diseñado diversas formas para su aplicación. El fin por el cual se usa esta sustancia puede ser distinto para cada problema, es de aquí donde surgen sus maneras de aplicarse. Si estás pensando en utilizarlo por alguna razón, aquí tienes algunas pautas que deberías seguir para su utilización.

aceite de argan

Utilizar aceite de argán para nuestra piel

Inclúyelo en tu rutina diaria de cuidados de la piel

Si realmente quieres tener una piel que produzca envidia a los demás, es importante que tengas en cuenta que la debes utilizar todos los días. Para que una piel pueda estar sana, es necesario que se cuide de ella cada día. Si nos descuidamos en cualquier proceso y no tenemos la perseverancia para seguirlos. Entonces todos los esfuerzos que se hayan realizado hasta ese momento no habrán servido para nada.

La manera más fácil de crear este hábito es que forme parte de nuestra preparación en nuestras mañanas. Empieza cada día limpiando con el aceite de argán las áreas del cuerpo que suele ser más grasosas, como la cara y el cuello. De esta manera tendrás los poros limpios para poder afrontar el resto del día. Ya en la noche cuando llegues a casa, procura enjuagarte la cara para eliminar cualquier nuevo residuo  y así prevenir afecciones de la piel como el acné.

Ten cuidado con las cantidades

Argan oil and group of argan nuts isolated on white background. Body oil in brown bottle.

Cuando vas a utilizar el aceite de argán en diferentes partes del cuerpo, tienes que prestarle especial atención a la cantidad de líquido que aplicas. El error más común para quienes empiezan utilizando este producto por primera vez, es tratarlo como si se tratara de una crema.

Este aceite no tiene la necesidad de estar presente en grandes cantidades pues se encuentra concentrado. Por lo general, cuando es aplicado en cualquier parte del cuerpo, las dosis no son mayores a 3 o 4 gotas. Esta sustancia debe tratarse como cualquier otro aceite para el cuidado de la piel, de otro modo se sufre el riesgo de que la piel quede muy grasosa. El lado positivo es que el aceite de argán es fácilmente absorbido por el cuerpo.

Úsalo después de bañarte

baño relajante sazon boricua

Una de las mejores formas de aprovechar las propiedades del aceite de argán es aplicarla luego de que hayas tomado un baño. Por lo general, cuando hemos salido de la ducha nuestros poros se encuentran abiertos y nuestra piel libre de cualquier residuo. Si se elige utilizar esta sustancia en ese momento, la piel la observará más fácilmente. Debido a esto se logrará prevenir cualquier problema de la piel relacionado con la hidratación.

Úsalo luego de afeitarte

utilizacion-del-aceite-de-argan-en-el-cuerpo-4

Esta pauta puede ser usada por hombres y mujeres. En ocasiones, cuando hemos terminado de afeitarnos puede quedar una sensación de ardor por la zona que tratamos. Si utilizamos unas pequeñas gotas de aceite de argán antes y después de la actividad, podremos acelerar el proceso de regeneración. Lo mejor de todo es que se trata de una sustancia antiinflamatoria,  así el ardor o el dolor se ven disminuidos.

Estas pautas parecen sacarle el mayor provecho a los beneficios que trae el aceite de argán. Te invitamos a descubrir las maravillas que puede darte la utilización de esta sustancia natural. Además, no tienes porqué limitarte a usarla simplemente en tu piel. Las vitaminas que posee este aceite son le darán vida a tu caballo, de seguro vale la pena intentar esto. Si durante la aplicación has notado una reacción extraña en tu piel, es posible que seas alérgico. Ponte en contacto con tu médico para saber si puedes seguir usándola.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *