Tratamientos para eliminar las manchas en la piel

Como sabemos, es normalmente en otoño cuando nos damos cuentas del daño que nuestra piel sufrió durante el verano. Es en esta época en que por fin nos decidimos a combatir las manchas en la piel. Si bien el sol no es el único causante de éstas, vaya que sí es el principal factor en su aparición. Hay muchísimos remedios caseros para tratar esta condición, ¿pero qué pasa si no llegan a funcionar? Siempre quedan a nuestra disposición los tratamientos clínicos especializados. Por ello te invitamos a seguir leyendo para que conozcas los 6 tratamientos más eficaces en eliminar las manchas en la piel.

manchas-en-la-piel-1

Tratamientos para eliminar las manchas en la piel

La protección solar para evitar manchas en la piel

No hay mejor manera de eliminar manchas en la piel que evitando su aparición desde un principio. El uso de protectores solares durante todos los días del año es una gran forma de mantener manchas rojas en la piel a raya. Es importante ya que sin que nos demos cuenta, incluso en días nublados, los rayos UV penetran en nuestra piel constantemente. Pudiendo generar manchas de cualquier tamaño y de colores generalmente oscuros. Utiliza un protector fuerte en el rostro y otras áreas corporales expuestas al sol durante el día.

Productos con principios activos

Estos remedios son normalmente recetados por dermatólogos y suelen ser aplicados en grandes cantidades. De los cuales hay dos que resaltan por su efectividad, el ácido retinoico y la hidroquinona. Sin embargo también suelen mezclarse con ácido mandélico o glicólico para extender los resultados. Estos productos tienen la particularidad de que son despigmentantes, es decir, usados para aclarar la piel. Las manchas rojas en la piel son tratadas comúnmente por este tipo de productos. Su presentación más común es en tópicos y cremas, debidamente recetadas por el médico luego de su evaluación.

manchas-en-la-piel-2

Peelings o exfoliaciones

Este tratamiento no es más que una especie de “descamación” de la piel. En la cual se combinan varios químicos y ácidos para lograr una renovación mecánica de la epidermis y las capas más internas de la piel. Mediante esta técnica además de reducir notablemente la grasa y el cebo, las manchas en la piel también disminuyen su coloración. De esta manera la piel tendrá un tono más homogéneo, es decir, no habrá tanta desigualdad en la pigmentación.

manchas-en-la-piel-4

Microdermoabrasión

Es parecida a una exfoliación, sólo que es realizada por medio de microcristales de óxido de aluminio. Mediante este procedimiento se logran remover las células presentes en la capa más superficial de la piel, permitiendo su regeneración. Posteriormente se retiran también las células muertas presentes en las manchas en la piel. Permitiendo así una mejora en la regeneración celular, la textura y el tono de color de la piel.

manchas-en-la-piel-3

Luz fluorescente con tecnología AFT

Una técnica moderna desarrollada y perfeccionada hace menos de una década. Los pulsos de AFT limitan la potencia hasta lograr un nivel apto para el uso terapéutico que se necesite en el momento. Es decir, únicamente aplica calor en la zona a tratar de manera precisa. Con esto se logra eliminar progresivamente los tonos excesivos de color de las manchas en la piel. Para lograr resultados óptimos serán necesarias al menos unas 4 sesiones en intervalos de 1 mes cada una.

Método Q-switched

Ya te habrás dado cuenta que hasta el momento sólo hemos hablado de las manchas rojas en la piel o manchas oscuras. ¿Pero qué pasa cuando son manchas blancas en la piel las que hay que tratar? Si bien no suelen ser tan notorias como las más pigmentadas, vaya que sí pueden causar incomodidad. Este tratamiento se basa en un pequeño foco láser a través del cual se fragmenta de a poco el pigmento. Dejándolo en partículas más pequeñas y siendo eliminadas de manera natural por el organismo. Es un tratamiento para manchas en la piel muy eficaz y en alrededor de 5 sesiones estará completado.

manchas-en-la-piel-5

Cabe destacar que hay que evitar en la medida de lo posible la radiación solar directa. En todo caso si no se puede, aplicarse protectores solares fuertes y usar sombrillas o sombreros. Esto debido a que las manchas en la piel suelen ser recurrentes, y al recibir mucha radiación solar podría volver a aparecer. Por ello es importante asistir primeramente a un dermatólogo para saber el tratamiento que mejor se adapte a nosotros. De esta manera podremos adoptar las medidas de protección necesarias para obtener resultados satisfactorios.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *