¿Son fiables las dietas milagro?

Cuando escuchamos que existe una dieta en la que pierdes peso de una manera extremadamente rápida y con un mínimo de esfuerzo, enseguida debemos sospechar, porque si bien es cierto que es saludable mantenerse en un peso ideal de acuerdo a tu estatura y contextura, también es importante tener en cuenta que el organismo no se encuentra acostumbrado a perder componentes grasos o líquidos en un tiempo muy corto.

dieta milagro

Por lo tanto existen varias consideraciones a tener en cuenta si se desea adelgazar de manera rápida y efectiva, sin exponer a tu organismo a situaciones extremas, aquí una pequeña lista de las consideraciones generales antes de emprendernos en una dieta rápida:

  • Antes que nada pide una cita con un nutricionista, él se encargará de tomar tus medidas de masa corporal y estatura (Índice de masa corporal), de esta manera tendrá un cálculo de la cantidad exacta de sobre peso que tengas, y así sabrás cuanto debes adelgazar.

dieta milagro2

  • Es importante identificar los alimentos consumidos y que sabemos son perjudiciales para nuestro organismo, por ejemplo contar la cantidad de alcohol que estamos bebiendo semanalmente, o la cantidad de hidratos de carbonos.
  • En general debemos reflexionar sobre el tipo de alimentación que estamos consumiendo, de esta manera estaremos conscientes de lo que debemos cambiar y así poder lograr de una manera más óptima el objetivo de adelgazar rápido.
  • También es importante el ejercicio diario para reforzar los objetivos de la dieta, identificar cuantas horas de actividades deportivas hacemos diariamente y poneros metas reales de cuanto debemos hacer para adelgazar.

¿Qué son las dietas milagro?

Una dieta milagro es aquel régimen alimenticio que se debe llevar a cabo y cuyo resultado promete una pérdida de peso considerable en un tiempo muy corto.

El problema de este tipo de dietas es que no todos los organismos reaccionan de la misma manera ante un cambio de alimentación extremo, por lo que es posible se sufran las siguientes consecuencias:

  • Pueden conllevar a que el organismo sufra un desequilibrio de nutrientes.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes.
  • Efecto yo-yo
  • Alteraciones neuropsíquico como ansiedad, insomnio, irritabilidad, etc.

 

 

¿Quién las inventa?

Este tipo de dietas generalmente son extracciones incompletas de un régimen de dieta sana, y probablemente sean recomendadas por pacientes de algún nutricionista o en ciertos casos por personas que no conocen el campo de la dietética y la nutrición.

En ciertas ocasiones este tipo de dietas son recomendadas por personas que desean dar publicidad a algún producto milagroso, lo cierto es que las consecuencias en el organismo dejan ver que no son dietas sanas y que si bien pierdes peso, puede que tu organismo llegue a tener bajos niveles de nutrientes o poca energía.

¿Cómo podemos mesurar si funcionan realmente?

En términos generales quienes buscan este tipo de dietas son personas que desean perder rápidamente una cantidad de peso, y luego olvidarse del régimen, sin embargo este anhelo no funciona tal como se lo imaginan, porque si sometes tu organismo a un régimen alimenticio drástico por un corto tiempo y luego vuelves a tus hábitos normales, probablemente vuelvas a ganar la misma cantidad de peso que tenías incluso con algunos kilos de más.

Por lo tanto, lo más aconsejable es sucumbir en una dieta en la que deseemos estar siempre, de esta manera aseguraremos que nos gusta lo que comemos y que la vida que llevamos en cuanto a la alimentación sea agradable.

¿Cuáles son las contraindicaciones?

Como todo régimen alimenticio este tipo de dietas tiene sus contraindicaciones, además de las consecuencias antes mencionadas, las personas que menos están propensas a realizar este tipo de dietas son:

Menores de 18 años que usen diuréticos o que sufren de: insuficiencia renal, hepática o cardiaca, hiperuricemia, cualquier enfermedad cardiaca.

 

Una vez tengamos estas premisas claras y teniendo las indicaciones de un especialista en nutrición, hemos demarcado una serie de principios que debe tener cualquier dieta sana:

Los alimentos de una dieta sana deben tener al menos cinco elementos comunes:

Proteínas, las cuales se encuentran en las carnes y contienen los nutrientes necesarios para funcionar básicamente.

Frutas y verduras, aunque suene repetitivo eso de que se debe consumir 5 porciones de frutas y verduras diarias, es cierto, y es necesario ingerir esta cantidad para que nuestra salud se vea beneficiada significativamente en cuanto a nuestra digestión y funcionamiento de todos nuestros órganos.

Productos integrales, como el arroz, trigo, y avena, los cuales son muy beneficiosos para nuestro organismo.

Lácteos, son muy recomendables para conseguir un peso ideal, por sus nutrientes animales y por la importante dosis de calcio que aporta.

Grasas saludables, muy en contra de lo que se dice, las grasas no saturadas son buenas para el corazón, y las podemos encontrar por ejemplo en nueces, pescados grasos, aceite de oliva.

dietas milagro

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *