Como bañar a un gato

Ha llegado nuevamente el momento que has tratado de postergar lo más posible.  En este preciso instante te preguntas si siquiera es necesario, pero el olor de tigre es detectable a metros de distancia. Es hora de bañar un gato. Esa simple oración es capaz de generarle escalofríos a cualquiera, ¡especialmente a tu mascota! Si bien existen algunas razas de gato que adoran el agua, la mayoría le tienen aversión.

La verdad es que esta experiencia no tiene por qué ser traumática para ninguno de los dos. Siguiendo los pasos y cuidados necesarios,  ambos podrían salir sin querer matarse el uno al otro.  Te contamos la manera de darle una buena ducha a tu amigo felino con los menores altercados posibles.

como-banar-a-un-gato

Pasos para bañar un gato

Precauciones antes de comenzar

Antes de comenzar podemos realizar una serie de pasos que nos ayudaran a prevenir cualquier daño a nosotros a nuestros gatos.

  • Considera arreglarle las uñas días antes de bañarlo, al punto de que no sea capaz rasguñarte y herirte
  • Para la hora del baño, procura usar ropa que te cubran los brazos y mantener a tu felino lejos de tu cara.
  • Este tiempo tiene que ser para ti y tu gato, elimina distracciones para que el proceso sea más rápido y eficiente.
  • Si vas a bañar al gato en la tina, compra una alfombra antiresbalante para que pueda sostenerse sin resbalarse.

Acostumbrarlo al agua

como-banar-a-un-gato-1

Si tienes la suerte de ser el dueño de un gatito tendremos que ponernos cuanto antes a acostumbrarlo al agua. El objetivo de que se sienta cómodo a la hora del baño. Por otro lado, para gatos adultos el proceso puede ser más difícil, pero no imposible.

Por suerte, los gatos son animales muy meticulosos, por lo que sus baños no son muy frecuentes. Podemos usar nuevos juguetes que sean la distracción para la hora de baño y sólo para esa oportunidad.  Si decidimos usarlos, podemos lanzarlos a la bañera previamente llena con agua tibia y dejar que nuestro amigo juegue armándose de valor para tocarlos. Este juego previo tiene dos objetivos principales: crearle un hábito y cansarlo antes del baño.

Peinar su pelaje

como-banar-a-un-gato-2

Momentos antes de meter a nuestro gato a la bañera o lugar que hemos designado para bañarlo, debemos pasar un rato cepillando su cuerpo. Este paso es sumamente importarte pues ayuda a eliminar cualquier posible nudo que tenga antes de mojarse. Si metiéramos al felino dentro del agua sin haber hecho esto nos tomaría más tiempo. Mientras más rápido podamos hacer esto mejor.

Tener todo lo que necesitas a la mano

Y con ésto mencionamos todo, su champú, toalla, peine y cualquier cosa que vamos a necesitar para poder darle el baño. Esto es necesario para que el proceso se realice más rápido. Es importante que estos también estén a una distancia segura del gato, para evitar que los tropiece. No olvides ponerlos en un lugar donde no haya forma en que se caigan, cualquier ruido fuerte puede estresarlo aún más.

Meterlo en agua tibia poco a poco

Asegurándonos que la temperatura del agua sea la indicada, meteremos a nuestro gato despacio para que se vaya acoplando a la sensación. Debemos empezar por su cuerpo dejando su cabeza fuera del agua. En este momento nos tenemos que asegurar de que todo su pelaje este mojado, moviendo nuestras manos a través de este. No realices ningún movimiento brusco, no queremos que nuestro gato se altere.

Estregar el champú por todo su cuerpo

Beautiful tortoiseshell cat receiving an unwelcome bath

Asegúrate de utilizar un champú o jabón líquido que sea especialmente diseñado para el uso felino. Los champús diseñados para uso humano o canino podrían ocasionarle irritación. Para este paso, trataremos en lo posible de enjabonarlo con movimientos suaves y en toda la extensión de su cuerpo a excepción de su cabeza. Todo el pelaje tiene que quedar libre de cualquier escombro que se haya unido a él a lo largo del tiempo.

Enjugar y limpiar el área de su cabeza

Esperemos que aún tengamos el agua a la temperatura adecuasda para que este paso no sea el que nos arruine el momento. Enjuaga todo su cuerpo al bañar a tu gato hasta que no puedas sentir ni grumos ni el champú. Una vez terminado es hora de lavar su parte más sensible, su cabeza. Nosotros preferimos usar una toalla húmeda para este paso, para evitar que el agua se meta en las orejas o en los ojos. Este paso es incluso más delicado que todo el proceso junto, ni se te ocurra poner mucha presión o tardarte mucho.

Secar hasta la última gota y peinar

como-banar-a-un-gato-4

Para este paso debemos sacar a nuestro amigo con cuidado y envolverlo en una toalla. Aquí nos tomaremos el tiempo necesario para que su pelaje pueda quedar seco. No te apresures y por error termines agregando más estrés al pobre animal. Hay quienes usan secador de cabello para terminar el trabajo, pero esto depende de cada gato. El ruido podría alertarlo y terminar por escapar. Luego de que este seco, trata de peinarlo muy superficialmente para así acabar con el proceso.

Los gatos son criaturas muy independientes y esta tarea por lo general la llevan a cabo con sus propias lenguas. Por suerte, el pelo de gato no emite olores desagradables a menos que se haya mezclado con este. Es por eso que la actividad de bañarlos la realizaremos muy pocas veces. Por lo general es una vez al mes o aún más tiempo. No podemos darnos a la tarea de bañarlos muy seguido porque su piel es muy sensible. Esperamos que esta guía te haya servido y no te frustres si la primera vez que lo bañas no es una experiencia placentera, esto ha de ser un hábito que debemos crearle.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *