No quiero que mi perro suba al sofá: 5 consejos

En la mayoría de las familias, los perros son compañeros así como miembros de la familia. Incluso cuando el perro recibe tratos como una persona más y esté bien cuidado, quizás no lo quieras en el sofá. Puede ser difícil de encontrar el adiestramiento canino adecuado para mantenerlo fuera de los muebles, pero es posible. La principal razón de querer tener a los perros lejos del sofá es para evitar la acumulación de pelo. Otros dueños de mascotas simplemente piensan que el mobiliario es sólo para humanos, y es una afirmación correcta.

Por lo que te presentamos acá una serie de prácticos consejos para que puedas lograr ese objetivo. Son muchísimas las razones por las que una persona querría mantener a su mascota lejos de los muebles pero no saben cómo. Si sigues las siguientes recomendaciones sobre cómo adiestrar a un perro de manera correcta, lograrás el objetivo.

Pug on a couch

Consejos para hacer que tu perro no suba al sofá

Intenta entender por qué le gusta tanto el lugar

Lo primero que debes hacer es entender por qué le gusta tanto a tu perro subirse al sofá. Algunas personas dicen que los perros quieren sentarse en los muebles por una cuestión de autoridad. Pero lo más común es que copian este comportamiento de ti, y lo más probable es que lo hagan desde cachorros. Sin embargo la mayoría de los expertos están de acuerdo en que los perros sólo quieren estar cómodos. Debido a esto, uno de los primeros pasos para conseguir que un perro deje el sofá es ofrecer una alternativa atractiva, como una cama para perros. Búscalas preferiblemente en las tiendas de mascotas especializadas en adiestramiento para perros.

adiestramiento-canino-2

Tapa el sofá para evitar que sufra daños mientras aplicas adiestramiento canino

Para poder hacer entender al perro que no debe estar arriba del sofá, el primer paso es cubrirlo. Puede haber roturas, costuras salidas y hasta manchas en la tela, por lo que será bueno utilizar una sábana grande o un plástico por encima. Incluso es posible encontrar productos en las tiendas de mascotas para mantener a las mascotas fuera de los muebles. Una vez hecho esto, procura ir arreglándole un espacio cómodo y cálido donde pueda estar en sus ratos de descanso.

Hazle un lugar especial para perros

Una de las mejores maneras de dejar fuera del sofá al perro es incentivarlo a ir a otro lugar mucho mejor. Una “zona de perros”, como suele decirse en el adiestramiento canino, tiene sus juguetes, su manta favorita y cojines calientes. La adición de algunos juguetes a la zona hará que parezca aún más atractivo. Muchas veces los perros sienten debilidad por el sofá debido a la suavidad de sus cojines. Por lo que debes procurar que este espacio también cuente con suficientes telas acolchadas. De esta manera, poco a poco irá prefiriendo su nueva zona de perros a nuestro sofá favorito.

adiestramiento-canino-4

Enséñale que no debe estar en el sofá

Claro que no sólo basta con que tenga otro lugar, ahora debemos hacerle entender que está mal subirse al sofá. Para llevar a cabo este paso de adiestramiento canino, debemos enseñarle órdenes y diferenciar un regaño de una caricia. Lo primero es que cada vez que lo veas encima del sofá, decirle una frase corta seguido de un gesto. Esto con una voz firme y de autoridad, seguidamente bajarlo nosotros mismos del sofá y volver a repetir la frase. Con esto lograremos que el perro sepa lo que no debe hacer y poco a poco irá dejando esa costumbre de lado. Procura realizar esto desde que el perro sea cachorro, ya que es más difícil una vez que llegan a edad adulta.

Recompénsalo cada vez que lo haga bien

En los casos en que el objetivo es conseguir que el perro vaya a su espacio, es bueno recompensarlo cada vez que lo haga bien. ¿Cómo logras esto? Cada vez que lo bajes del sofá, indícale a dónde debe ir. Si lo hace sólo, ofrécele una galleta o dale su juguete favorito. Al final, el perro quizás se acerque a los muebles pero ya sabrá que no debe subirse. De esta manera podrás conservar mejor tu sofá y el perro estará mejor en sus cojines con juguetes y demás.

Como un logro adicional, habrás cultivado la obediencia en él.

adiestramiento-canino-3

Si bien todas estas conductas suelen pasarse por alto ya que inician desde cachorros, se debe ser estricto. Un perro disciplinado a largo plazo es un animal que sabrá comportarse en público, con personas y con otros perros. No dará problemas en el veterinario, será bastante amistoso con los niños y sin dudas, un fiel compañero para toda la vida. El adiestramiento canino no es tarea fácil pero sí que debe ser una de tus prioridades con tus mascotas. Ten paciencia, tómate tu tiempo, trátalo con cariño y verás cómo tu perro te dará todo su cariño y ternura.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *