¿Funcionan las dietas milagro?

Las famosas dietas milagro consisten en bajar una gran cantidad de peso en muy poco tiempo, y en realidad lo que sucede es que el peso que disminuyes es básicamente en agua corporal por lo que es muy fácil que luego del poco tiempo en que disminuyas en peso, luego lo vuelvas a aumentar. Existen diferentes tipos de dietas milagros, y ninguna de ellas según estudios científicos son efectivas. Aquí les mostraremos una lista de las diferentes tipos de dietas milagros, para aclarar la duda de si ¿funcionan las dietas milagro?

funcionan-las-dietas-milagro

También te puede interesar: ¿Son Fiables las Dietas Milagro?

Hiperproteicas

Este tipo de dieta consiste básicamente en el consumo elevado de alimentos proteicos, como lo son carnes, pescados, huevos. En estas dietas no se suelen incluir hidratos de carbonos, como pasta, arroz, patata, etc. Es evidente que al someterse a este tipo de dietas el organismo pierde eso, pero es peso en agua corporal, debido a que la falta de alimentos ricos en energía como los hidratos saludables, hace que se estimula la perdida de agua corporal. Las consecuencias de este tipo de dietas pueden ser: alteraciones gastrointestinales, litiasis renal, taquicardia e hipertensión, pérdida de masa corporal.

Hipergrasas

Las dietas de este tipo favorecen el consumo de lípidos, que son aquellas sustancias que se encuentran en carnes, pescados grasos, embutidos y mantequilla. En estas dietas milagro también se disminuye la ingesta de hidratos de carbono, y se prohíben los azucares y frutas, se caracterizan por ser dietas saciantes. Las consecuencias son: sobrecarga de función renal y hepática o estreñimiento.

Hiperglucidicas

Se basan en la ingesta elevada de alimentos ricos en carbohidratos como son las pastas, arroces, pan, patata. Y también combinan la ingesta reducida de alimentos que aportan fundamentalmente grasas.

Este tipo de dietas suelen adelgazar por la ingesta de energía inferior a la recomendada, y la única ventaja es que no producen alteraciones metabólicas, suelen ser dietas muy monótonas y aburridas, por lo que generalmente no son hechas por un largo tiempo.

También podemos mencionar que existen otro tipo de dietas alternativas que adoptan ciertas culturas o personas a voluntad propia, en la que suelen existir deficiencias en minerales y vitaminas esenciales para el organismo, ejemplo de ello son las dietas vegetarianas, en la que el bajo nivel de hierro animal es evidente.

La ingesta diaria recomendada de los principales nutrientes viene basada a que la persona no tiene ninguna alteración metabólica y en general se encuentra sana, aquí una pequeña lista de lo que debe consumir una persona sana:

Hidratos de carbono (glúcidos) 60-80 gr.

Lípidos (grasas) 10 -20 gr.

Proteínas 80 – 100 gr.

Minerales y vitaminas 120 -200 gr.

Agua 8 litros.

Toda dieta que se encuentre fuera de los niveles recomendados de minerales y vitaminas, puede causar deficiencia de estos componentes y por consiguiente alteraciones de nuestro metabolismo o digestión, incluso puede causar desgano y fatiga.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *