Cómo curar una quemadura con Aloe Vera

Todos hemos pasado por la molesta experiencia donde nos quemamos por accidente, ya sea porque estábamos cocinando o hemos tocado la plancha por error. Sabemos lo molesto que esto se puede sentir y las marcas poco estéticas que quedan luego de que la herida ha sanado. Pues existe una manera para acabar con este proceso más rápido y eliminar estas marcas. Hablamos de tratar las quemaduras con aloe vera. Esta planta ofrece tremendos beneficios para nuestra salud y nuestra belleza. Una de sus propiedades más reconocida es la forma en la que ayuda a acelerar el proceso de regeneración.

Si tenemos la dicha de poseer sábila en nuestras casas, podemos utilizarla cada vez que tengamos un accidente. Sin embargo, tienes que saber que esta sólo podrá ayudarte si se trata de una quemadura menor o de primer grado. Para otro tipo nivel de quemadura es necesario acudir al médico. Sigue leyendo para saber paso a paso cómo utilizar el aloe vera para quemaduras.

como-curar-una-quemada-con-aloe-vera

Curar una quemada con Aloe Vera

Paso 1: Identifica el tipo de quemadura

Antes de siquiera pensar en tratar la herida con el gel de planta, es necesario que identifiques correctamente el tipo de quemadura. La mayoría de los accidentes que tenemos en la cocina o cuando estamos alisando la ropa, se tratan de quemaduras superficiales. A estas quemaduras se les llama de primer grado. En estos casos, la herida sólo ha afectado a la primera capa de la piel llamada epidermis. Por lo general se muestran como zonas enrojecidas e hinchazón. Si la herida se ve de esta manera, entonces se trata de un daño artificial y puede ser tratado.

Existen ocasiones en que accidentes en nuestra propia casa pueden ser tan graves que dan a lugar a quemaduras con más daño. En estos casos el Aloe vera no será efectivo contra ella. Cuando la zona afectada presenta ampollas, sensibilidad al aire y pérdida de piel, estamos tratando con una quemadura de segundo grado. Si la herida es se torna blanca o de color carbón y no produce dolor, se trata de quemaduras de tercer grado. Para estos casos es mejor buscar asistencia médica.

Paso 2: Pon tu herida en agua fría

como-curar-una-quemada-con-aloe-vera-2

Esto es algo que realizamos de sentido común. Para que la planta pueda surtir efecto de manera eficiente, tienes que tratar de cumplir con los pasos usuales para mejorar la situación. El agua fría hará que sientas un alivio pasajero lo que nos permitirá poder realizar los siguientes pasos con mayor facilidad. Es importante que también laves muy delicadamente la herida con jabón. Trata en lo posible de no restregar, sólo debes limpiarla.

Paso 3: Eligiendo la hoja adecuada

Si tenemos la dicha de tener Aloe Vera plantado en nuestra casa, la clave es elegir la hoja que pueda ayudarnos. Acércate con cuidado a la planta y trata de sentir cada una de sus hojas.  Intenta primero con aquellas que se vean grandes y gruesas. La idea es presionar con cuidado evitando las espinas para ver que tan esponjosas se sienten. Mientras más esponjosas y suaves se sientan será mejor. Ni intentes con aquellas que son pequeñas, aunque se sientan de esta manera, sólo lograremos extraer poca pulpa.

Paso 4: Extrayendo la pulpa del Aloe Vera

como-curar-una-quemada-con-aloe-vera-3

Para esto debemos cortar con cuidado de no pincharnos, el extremo que hemos seleccionado. Preferiblemente es que realices este paso con una tijera. No te preocupes por el estado de la planta, está pronto se recuperará sin dejar rastro de su uso.

Existen dos maneras de extraer el gel que posea la hoja que hemos cortado. Podemos con un cuchillo cortar primero las espinas de la hoja y luego pelar la piel de ésta. Cuando el gel del Aloe Vera esté al descubierto, simplemente tenemos que extraerlo con el cuchillo. Si sientes que no tienes tiempo para esto, puedes simplemente presionar el pedazo que has cortado, pero esto puede desperdiciar mucho gel.

Paso 5: Aplicando el gel sobre la herida

Lo mejor para este paso es que te cerciores de cubrir toda la herida con abundante gel. El Aloe vera trabaja más rápido mientras más cantidad este sobre la piel. Recuerda que estás tratando un daño a tu piel por lo que debes ser cuidadoso al esparcir la pulpa por la zona afectada. Este proceso debes repetirlo al menos 3 veces para que sea efectivo. Una vez tratada podemos dejarla al aire. Por otro lado, si la herida se encuentra en un lugar donde pueda rozar con la ropa o otra parte del cuerpo, lo mejor es que la cubras.

como-curar-una-quemada-con-aloe-vera-4

Ya sabes como tratar una herida superficial con aloe vera. Te sorprenderá ver como tu herida mejora al poco tiempo del accidente. Lo mejor de todo es que el aloe vera ayuda a la cicatrización, la herida no debería dejar marca en tu cuerpo. Si la quemadura se encuentra en un lugar sensible de tu cuerpo, te recomendamos que vayas al médico para un mejor tratamiento.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *