7 consejos para dormir bien

El dormir bien significa tener un día productivo porque el sueño es un tiempo reparador para el ser humano. Por ello, los especialistas sugieren que una persona debe dormir mínimo 6 horas al día. No obstante, un alto porcentaje de la población de mundial tiene problema del sueño ya sea por estrés, ansiedad, interrupciones nocturnas o incluso que logremos dormir pero el cuerpo no descanse. También existen aspectos cotidianos que afectan directamente al sueño como una vida sedentaria, una alimentación no balanceada, el consumo excesivo de café o bebidas energéticas y quizás algún vicio como el alcohol.

Dormir bien

También te puede interesar: Sufro de insomnio; ¿qué puedo hacer?

7 consejos para dormir bien

Comida y bebida

La alimentación balanceada y la hidratación del cuerpo son dos factores fundamentales para lograr dormir bien de noche. Lo ideal es comer una cena equilibrada pero ligera para que produzca una buena digestión. Es necesario, buscar alimentos que ayuden a conciliar el sueño como las almendras, la miel, la avena o el té de hierbas. De este modo, debemos evitar el consumo excesivo de alimentos azucarados porque pueden afectar la glucemia del cuerpo. Además, la recomendación es cenar y consumir un vaso de agua una hora antes de dormir.

Realizar deporte

Esta es una de las técnicas más infalibles para lograr dormir bien. La actividad física durante el día permite que logremos estar lo suficientemente agotados de hacer ejercicios para conciliar el sueño más rápido. La clave está en conseguir un suelo profundo para que el cuerpo logre hacer sus funciones reparadoras con éxito. Asimismo, lo único que debes conseguir es una actividad física que te guste como andar en bicicleta, trotar, correr, nadar, etc. El punto crucial es que disfrutes de la actividad para se vuelva una rutina diaria. Verás cómo en poco tiempo el insomnio desaparece de tu vida.

En la cama solo se duerme y practica sexo

En realidad, existen una gran cantidad de personas que trasladan otros aspectos de la vida cotidiana al lugar de descanso. Esto ocasiona que el cerebro no asimile cuando vayamos a dormir que es tiempo de conciliar el sueño porque si llevas actividades como comer, jugar, leer y hasta trabajar, lo único que logras es perjudicar tu lugar de descanso. Para los expertos en el área, la cama debe ser un lugar sagrado donde el dormir bien y el placer estén complementados. Por supuesto, se trata de limitar las actividades en la cama a lo más básico para comenzar a asimilar las funciones reales de la cama y poder descansar como se debe.

Dormir en pareja

Contaminación electromagnética

Uno de los problemas actuales es que estamos rodeados de tecnología y no podemos vivir sin ella. Es normal ver como las personas tienen en sus habitaciones computadores, televisores y hasta duermen con el móvil. Esto ocasiona alteraciones electromagnéticas en el ambiente lo que hace que puedas comenzar a tener problemas para dormir bien. Por ello, la recomendación es desconectar totalmente los aparatos mínimo una hora antes de dormir y cubrirlos. Además, no se debe dormir con el celular cerca de la cama.

Regulación de los horarios

Para las personas que tienen problemas de sueño parte del secreto para volver a conciliar el sueño es la organización. Básicamente se trata de tener un horario para acostarse y levantarse. Esto hará que los horarios del sueño se regulen y puedas dormir bien. Recuerda que como puedes entrenar el cuerpo físicamente también puedes lograrlo psicológicamente. Este consejo puede hacer que vuelvas a descansar y te sientas menos agotado durante el despertar en las mañanas.

Revisión del colchón

El colchón es indispensable para dormir. Pero, usualmente nos olvidamos de que requiere un mantenimiento cada cierto tiempo. Lo ideal es revisar si el colchón está en buen estado porque parte de los problemas de sueño se deben a este detalle. Si necesitas comprar un colchón nuevo no dudes en realizar esa inversión. Pero toma en cuenta que cada cierto tiempo debes voltear el colchón  y que una vez al día realizar una limpieza aunque sea rápida para evitar la formación de ácaros y otras bacterias.

Descanso durante el día

Durante el día realizamos muchas actividades y nuestro cuerpo puede llegar a sentirse agotado. Por eso, es importante tomar una siesta pero corta. Si duras más de 20 minutos en una siesta es probable que esto afecte al momento de conciliar el sueño en la noche. La clave de la siesta es simplemente recuperar un poco las energías para estar fenomenal durante el día.

Por último, no olvides que si haces de tu vida un hábito saludable tendrás mejor condición física para elaborar las tareas del día. Además, el sentido de la felicidad será más frecuente y tendrás más tiempo para compartir con las personas a tu alrededor. No debes dudar que los cambios en los alimentos, el ejercicio y dormir bien pueden hacer que tu ritmo de vida cambie en forma positiva. Por ello, debes procurar tomar más en cuenta tu salud y sentir los cambios que hará eso en tu vida.

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *