Cómo detectar el autismo en niños

¿Qué es el autismo? El autismo o trastorno del espectro autista (TEA) es un grupo de trastornos del desarrollo que pueden causar problemas en el área social, comunicacional y de comportamiento. Los médicos suelen diagnosticarlo en la primera infancia. Sin embargo, debido a que los síntomas y la gravedad del trastorno varían mucho y todavía no se ha encontrado la causa de la enfermedad.

El trastorno del espectro autista a menudo suele ser difícil de diagnosticar.

autismo

En la actualidad, no existe una prueba oficial para el diagnóstico de autismo. Sin embargo, uno de los padres o el médico pueden notar los primeros indicios de TEA en un bebé.

Detectar el autismo en niños

Busque los primeros indicadores

Los niños pequeños con autismo por lo general les gusta interactuar con las personas y el medio ambiente en que viven. Los padres suelen ser los primeros en darse cuenta de que su hijo está mostrando un comportamiento atípico en edades muy tempranas.

Es importante que una vez que los representantes sean conscientes de los síntomas del autismo compartan todas sus dudas con el médico. Algunos de los indicadores tempranos de autismo incluyen:

  • Poco contacto visual
  • No responder a su nombre
  • No balbucear al 1 año de edad
  • Sonreír poco o no mostrar expresiones alegres a la edad de 6 meses
  • No tiene gestos como señalar algo que quieren al primer año de edad
  • No pronuncian frases significativas a los 2 años de edad

Si cree que su hijo podría tener autismo o nota que el niño juega, aprende, habla o actúa de manera inusual. Es hora de tomar medidas al respecto.

Evalue el desarrollo

A partir de parto, su médico revisará a su hijo para asegurase de que no tiene trastornos de desarrollo. Si usted está preocupado por el desarrollo de su hijo, el médico puede referirlo a un especialista. Sobre todo si un hermano u otro miembro de la familia tiene autismo.

El especialista llevará a cabo pruebas para determinar si hay una razón física para los comportamientos observados (como una prueba de audición para evaluar si tiene dificultad para escuchar). Ellos también usan otras herramientas de evaluación para el autismo.

Si todas las pruebas indican que su hijo tiene un alto riesgo de tener autismo, esto le permitirá recibir una evaluación diagnóstica más completa.

autismo2

Evalué el comportamiento

El siguiente paso en el diagnóstico del autismo es un examen físico y neurológico completo. Esto puede implicar un equipo de especialistas. Los especialistas pueden incluir:

  • Pediatras del desarrollo
  • Psicólogos infantiles
  • Neurólogos infantiles
  • Logopedas
  • Terapeutas ocupacionales

La evaluación también puede incluir herramientas de detección. Existen muchos tipos de herramientas de evaluación del desarrollo. No hay una única herramienta que pueda diagnosticar el autismo. Más bien, una combinación de muchas herramientas es necesaria para tener un diagnóstico certero.

Prueba genética

Los genes están hechos de ADN. El ADN instruye a nuestros cuerpos sobre cómo hacer crecer y desarrollarse adecuadamente. Las pruebas genéticas pueden encontrar cambios en el ADN de una persona asociada con trastornos o condiciones específicas. Esto puede ayudar a diagnosticar una enfermedad genética. También puede ayudar a determinar el riesgo de que otros miembros de la familia tengan la misma condición o lo puedan transmitir a las generaciones futuras.

Algunos laboratorios pueden probar algunos de los marcadores biológicos que se consideran indicadores de autismo. Buscan los contribuyentes genéticos conocidos más comunes en las personas que padecen TEA. Un resultado anormal en una de estas pruebas genéticas significa que la genética probablemente contribuyó a la presencia de autismo. Un resultado normal significa solamente que un contribuyente genético específico se ha descartado. Esto significa que la causa es aún desconocida y su hijo necesitará más pruebas.

 autismo3

Cuando se tiene un hijo en la familia que tiene autismo no hay de qué preocuparse mientras tanto se lleve a terapias y a doctores especialistas regularmente. De esta manera se podrá desarrollar de modo eficiente. Habrán ocasiones en las que las diferencias se notarán, sin embargo, la idea siempre es que estos no sean episodios que perduren y ellos puedan hacer su vida.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *