Cómo saber si soy adicto al trabajo

Es en el trabajo donde podemos desarrollar todas nuestras habilidades y talentos, todo suena bien hasta que eso se convierte en una adicción. Hoy te decimos cómo saber si eres adicto al trabajo.

Cómo saber si soy adicto al trabajo

Adicción al trabajo

La mayoría de las personas disfrutarían tener las noches y los fines de semana libres, el adicto al trabajo siempre busca una razón para seguir trabajando.

Se le puede ver trabajando horas extras a altas horas de la noche en un proyecto, llevando incluso el trabajo a la casa, posponen vacaciones y demás.

Si esto te suena conocido es porque seguramente eres adicto al trabajo o conoces a alguien que lo es. Ahora te damos algunas señales claras de que esta adicción te está absorbiendo.

Factores que te ayudarán a saber si eres adicto al trabajo

Si te sientes identificado con alguna o varias de estas señales es porque estás encaminado a la adicción al trabajo, o bien ya lo eres.

Eres el primero en llegar a la oficina y el ultimo en irte

Y no solo eres el primero porque crees que serás más productivo sin la compañía de los demás, sino que también te quedarás de último ya que tendrás oportunidad de terminar ese proyecto tan importante.

Te estresas cuando no estás trabajando

Los adictos al trabajo no pueden sentarse a relajarse cuando se encuentran fuera del trabajo. Se vuelven incluso más irritables, ansiosos y demás, ya que no se encuentran en el ambiente del trabajo.

Cómo saber si soy adicto al trabajo

Normalmente se les encontrará pensando en el trabajo, aún cuando estén fuera de la oficina, queriendo trabajar cuando estén en la playa, etc.

No tomas descanso durante la rutina de trabajo e incluso te saltas los almuerzos

Los adictos sienten que serán más productivos y mejores trabajadores trabajando continuamente, saltándose espacios de descanso importantes, como la hora de la comida, tiempo para ir al baño, etc.

Te presentas en el trabajo incluso cuando estás enfermo

Esto ya representa un desgaste a tu vida personal. Cuando eres adicto al trabajo, por supuesto, la principal prioridad se le da al trabajo, es por ello que aunque estés enfermo te reportarás y cumplirás con tu “deber”.

El problema de esta actitud o acción es que puede hacer que termines enfermándote más, alargando el proceso de recuperación, lo cual a largo plazo te distanciará más de tu trabajo.

No tienes vacaciones

Las vacaciones no son reales, puede que estés fuera de la oficina, en un viaje familiar o en algún otro ambiente, y sin embargo seguirás buscando cómo trabajar, llevas contigo tu portátil, buscas conectarte con tu equipo de trabajo, etc.

Cómo saber si soy adicto al trabajo

Tus prioridades personales ya no son una prioridad

Una persona que se convierte en un adicto al trabajo, en la mayoría de los casos, tiende a descuidar su apariencia personal y disminuye la atención que le brinda a sus familiares.

Esto puede deteriorar la salud y las relaciones personales del individuo que seguirá, por su parte, enfocado en el trabajo.

Disfruta de tus responsabilidades y proyectos en el trabajo sin volverte adicto. Te invitamos a seguirnos y darnos “me gusta” en todas tus redes sociales para que te distraigas un poco y no te vuelvas adicto al trabajo.

También te podría interesar leer nuestro post sobre los 3 mejores bares de España.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *