Cómo hacer flores con papiroflexia

Las flores son un detalle especial que nunca deja de ser bien recibido, un regalo que no puede faltar para ese ser que consideramos especial. Pero tenemos un gran problema, se marchitan rápidamente, y ese mensaje de que algo se acaba no es precisamente el que queremos enviar. Olvídate de ese problema utilizando la papiroflexia para elaborar bellos arreglos florales que perduren en el tiempo. Veamos cómo se hacen.

flores papiroflexia

Visualiza tu arreglo floral

Ya sea que quieras hacer una sola flor o un ramillete, lo primero es utilizar nuestra imaginación. Intenta visualizar el arreglo en físico, con el tipo de flor que desees, el color de las flores, el tamaño y la cantidad.

Lleva tu idea de la mente al papel. En el origami existen gran variedad de flores disponibles: rosas, tulipanes, violetas, nenúfares, margaritas, girasoles, etc. Algunas son más sencillas de elaborar que otras, hay personas que prefieren los arreglos uniflorales y otras los multiflorales. Todo eso queda a tu elección, lo importante es que puedas reproducir en papel el arreglo que hayas visualizado.

En la web hay mucho material disponible sobre los pasos que debes seguir para realizar cada flor. Un consejo es hacer la misma flor, por ejemplo un arreglo de rosas, pero utilizando distintas técnicas para hacerla. Así se verá que es la misma rosa, pero se notará el contraste entre cada técnica, dándole un toque único.

Selecciona los colores y tamaños de hoja adecuados

flores de origami

Hay miles de variaciones de un mismo color, diferentes tipos de pinturas, acabados mate, brillosos, satinados, craquelados y más. La selección del color es importante, así como también del acabado.

Elige tamaños de hoja adecuados para realizar las flores, dependiendo de tus gustos, recuerda que el tamaño de la hoja va a definir el tamaño de la flor cuando esté terminada. Quizás tengas que hacer varios ensayos para llegar al tamaño adecuado, o seguir las recomendaciones de cada pieza en particular.

Algunas recomendaciones para trabajar las flores

Las flores de origami no son cualquier figura, son figuras delicadas y sutiles que además van a formar parte de un regalo o un adorno que de seguro deseamos que atraiga miradas, por eso requieren de atención especial al momento de realizarlas.

Cuida el espacio en el que trabajes

Primero, trabaja siempre en un entorno limpio. Limpia bien la mesa de trabajo y tus manos de cualquier rastro de suciedad y polvo, recuerda que el papel es un material bastante fácil de ensuciar.

No te equivoques

Ten el procedimiento a la mano de cada flor que quieras realizar para evitar dobleces incorrectos o pasos innecesarios al momento de realizar las flores, ya que son piezas delicadas a las que se le notan mucho las marcas de dobleces fuera de lugar.

Si llegaras a equivocarte en algún paso lo mejor será empezar desde cero, pues de lo contrario puedes arriesgarte a continuar hasta el final para obtener un resultado que deja en evidencia el error que ya habías cometido.

Paciencia

Ten paciencia y elabora las figuras con calma, cuidando de no arrugar o romper el papel, ni tallar mucho los dobleces del mismo para que cada flor conserve su sutileza. Así lograras unas flores que, aunque sean hechas con papel, todos querrán de regalo como hermosos detalles.

Toma en cuenta estos consejos para que realices tus propios arreglos florales, incluso hasta tus propios centros de mesa, y verás cómo obtienes regalos, detalles y decoraciones completamente únicas.

No olvides compartir esta información en tus redes sociales, contarle y aconsejar a tus amigos y conocidos y dejarnos tu opinión en nuestra sección de comentarios.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *