Cómo saber que mi hijo sufre de déficit de atención

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es sumamente común en los niños. Hoy te contamos cómo saber si tu hijo sufre de déficit de atención.

Cómo saber que mi hijo sufre de déficit de atención

Todo sobre el déficit de atención

Es normal que los niños olviden hacer sus deberes en la escuela ocasionalmente, pero ¿qué pasa cuando el comportamiento es repetitivo y además no pueden quedarse quietos en casa o en clase? Allí es cuando debemos preguntarnos si nuestros hijos sufren de déficit de atención.

¿Qué es el déficit de atención?

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad hace que a las personas les sea difícil dar respuestas espontáneas a las situaciones de la cotidianidad.

Las respuestas espontáneas pueden ir desde simples movimientos e hasta problemas con el habla.

¿Cuáles son los síntomas del déficit de atención?

Hay tres características primarias para los niños que sufren de trastorno de déficit de atención e hiperactividad, estos son hiperactividad, falta de atención e impulsividad. Sin embargo, dependiendo de la personalidad del niño, alguno de los tres será el predominante.

Los niños que padecen de este problema pueden entonces ser:

  • Faltos de atención, pero no ser hiperactivos o impulsivos.
  • Impulsivos e hiperactivos, pero son capaces de prestar atención en cualquier momento.
  • Impulsivos, con falta de atención y además hiperactivos. Este suele ser el caso más común.

Cómo saber que mi hijo sufre de déficit de atención

¿Cómo notar que los niños padecen de déficit de atención?

Ahora bien, ya sabiendo de qué se trata todo esto del déficit de atención, o TDAH, te explicaremos cómo puedes determinar si tu hijo sufre o no de este problema.

Problemas para mantener la atención

Esto se refleja si los niños tienen problemas para mantenerse concentrados, suelen distraerse fácilmente o incluso si se cansan antes de que una tarea este completa.

Así mismo los niños a los que se les dificulta prestar atención parecen no estar escuchando cuando se les habla, olvidan las instrucciones, no les importan los detalles y comenten errores sin cuidado.

Tienen dificultad para organizar, planear y terminar proyectos.

Problemas de hiperactividad

Los niños que padecen de hiperactividad constantemente se encuentran en movimiento, les resulta sumamente difícil mantenerse quietos en algún lugar, bien sea que estén jugando, descansando o haciendo tareas.

Suelen además hablar excesivamente y en algunas circunstancias pueden padecer de cambios de humor en periodos cortos de tiempo.

Problemas de impulsividad

Como mencionamos, otras de las principales características del TDAH es la impulsividad. Los niños que tienen este problema actúan sin pensar las cosas, interrumpen y se incluye en conversaciones y juegos de los demás.

Suelen además decir las cosas de forma incorrecta en el tiempo inadecuado, no suelen controlar sus emociones, pudiendo tener berrinches debido a su temperamento.

Cómo saber que mi hijo sufre de déficit de atención

No dejes de seguirnos y darnos “me gusta” en todas las redes sociales para que no te pierdas ninguno de los post que tenemos preparados para ti.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *