Por qué no debemos gritarle a los niños

Si bien los niños necesitan de disciplina y orden, esto no significa que debemos gritarles para obtenerla. Hoy te decimos algunos de los motivos por los que no debemos gritarle a los niños.

Por qué no debemos gritarle a los niños

Motivos por los que no debemos gritarle a los niños

Diversos estudios han demostrado que gritarle a los niños es un error entre los padres y que puede tener consecuencias irreparables.

Mientras muchos padres se escudan bajo el argumento de que al menos no les están haciendo daño físico a sus hijos, la verdad es que gritarle a los niños trae más problemas de los que ellos piensan, a continuación algunos de ellos.

Problemas de confianza

Básicamente podría traducirse en que los padres dañan la confianza de los hijos. Los estudios así lo declaran, la “disciplina” verbal no es efectiva y no ayuda en ningún caso.

Además de que generará que el vínculo entre padres e hijo se vea afectado a largo término. Muchos de los niños que son gritados suelen adoptar un comportamiento defensivo, transformando sus hechos en mentiras para evadir los regaños y los gritos de sus padres.

Por qué no debemos gritarle a los niños

Comportamiento agresivo

Los niños que son gritados por sus padres u otras figuras de autoridad tienden a adoptar un comportamiento agresivo. Esto es debido a que los mismos son testigos de este comportamiento de primera mano a través de sus padres, por lo cual creen que el mismo no está mal y lo adoptan para sí mismos.

Sentido de inseguridad

Gritarle a los niños aumentará el sentido de inseguridad, además del de no ser escuchados. Esta situación puede afectar incluso cómo el niño se desarrollará en un futuro con sus compañeros.

Bajo rendimiento académico

Los niños bajo ambientes agresivos y en los cuales no sienten apoyo de sus padres suelen ser aquellos que también tienen problemas en su rendimiento académico.

Falta de confianza, concentración y el sentimiento de inseguridad, serán las principales razones por la que tus niños pierdan el interés en sus actividades en la escuela.

Desarrollo del miedo

Los niños que crecen con abusos verbales o físicos suelen sentirse pequeños y no valorados por sus familiares y amigos. El miedo se desarrolla como consecuencia de este ambiente.

Entonces, los niños que son gritados suelen tener miedo a sus padres y a lugares y objetos que les recuerden a su hogar.

Incrementa otros métodos de llamados de atención y disciplina con tus hijos y evita gritarle lo más que puedas.

Falta de concentración

Otra de las consecuencias de gritarle a los niños es el desarrollo de la incapacidad de concentración, principalmente porque los niños tienen un miedo constante al fracaso, por ello algunas veces ni se molestarán en algún trabajo.

Este problema afectará a los niños en el futuro de diversas maneras, pero sobretodo en el desarrollo de sus habilidades sociales y comunicativas.

Por qué no debemos gritarle a los niños

Ya conoces por qué debes evitar gritarle a los niños. No dejes de compartirlo a través de tus redes sociales, para evitar los problemas que los gritos generan en los niños.

No olvides acompañarnos en nuestras redes sociales y así no te perderás nada de lo que tenemos preparado ti.

También te podría interesar leer nuestro post sobre cómo decir no a los niños correctamente.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *