¿Por qué me huele mal el aliento?

Esta pregunta es recurrente en muchas personas que aún no han podido dar con la causa de su halitosis. El problema está en que muchas veces la halitosis se desarrolla en más del 80% de los casos en la garganta, nariz o boca.

La halitosis surge como consecuencia de una acumulación de bacterias. Sin embargo hay que saber cuáles son las condiciones en donde se da este tipo de situación. Por lo que te invitamos a seguir leyendo el siguiente post y sepas de la halitosis causas, origen y posibles complicaciones.

halitosis

¿Por qué me huele mal el aliento?

Enfermedades en la boca

Gingivitis, periodontitis, e incluso cáncer de boca pueden estar causando ese incómodo mal aliento. Muchas veces el sangrado en las encías hace que la halitosis se intensifique, ya que el olor a sangre estancada es muy desagradable. Para esto lo mejor es usar enjuagues antisépticos y antiinflamatorios como el tantum.

halitosis-3

Higiene deficiente de los espacios entre los dientes

Como sabemos, así sea minúsculo, existe espacio entre los dientes donde se queda comida alojada. Esto genera bacterias y por ende, mal olor, lo que es bastante incómodo tanto para ti como para otras personas. Lo recomendable en este caso es cepillarse muy bien e utilizar hilo dental con unos buenos productos de higiene dental. Los dientes suelen tener fisuras casi milimétricas en estas uniones, por lo que el hilo dental definitivamente será buen aliado contra la halitosis.

Sarro formado por bacterias y lengua mal cepillada

Esto suele aparecer cuando quedan restos de comida en la lengua, los cuales por los movimientos propios de la boca pasan a los dientes. Una vez ahí, se solidifican y se vuelven duros como piedra, lo que es conocido como sarro. Esto es producto de que la lengua al tener una superficie rugosa, los alimentos se adhieren con mayor facilidad. Lo que es un buen foco de alojamiento y multiplicación de bacterias y sarro.

halitosis-2

Resequedad en la boca

Dicha condición únicamente aplica cuando hay deficiencia de salivación en la boca. Al haber menos saliva, la cual es antiséptica, por supuesto que hay mayor multiplicación de bacterias. Esto puede ser afectado por factores como ayunar, roncar e incluso respirar por la boca, dando lugar a la halitosis.

Problemas estomacales

Pues sí, la halitosis también puede estar relacionada con problemas estomacales. Al existir indigestiones se liberan gases que suben por el esófago y se liberan por la boca. Produciendo los llamados eructos y parte de esa esencia queda impregnada en la boca y los dientes. En caso de que te esmeres en mantener tu salud bucal y sigas sufriendo de halitosis, deberías chequearte con un médico.

halitosis-4

Infecciones bacterianas

Aquí pueden entrar todas las infecciones a nivel de faringe, nariz y garganta, las cuales pueden ocasionar mal aliento. La faringitis y la amigdalitis son muy conocidas por ocasionar casos de halitosis crónica, ya que hasta que no sanen, no dejarán de dar mal aliento. En estos casos lo mejor es llevar tratamientos a base de antibióticos y guardar reposo.

halitosis-5

Existen casos también de halitosis fuera de la boca, como por ejemplo, al espirar aire por la nariz con mal olor. En estas situaciones lo más común suelen ser trastornos del metabolismo o de los órganos respiratorios. Para la halitosis remedios son variados y van desde los caseros hasta medicamentos desarrollados. Por lo que no es problema tratar este incómodo padecimiento una vez ha sido detectado. Además de poder ser perjudicial para la salud, también la autoestima y auto confianza de la persona se verán afectados. Lo peor del caso es que lo más común es que nos enteremos de esto por otra persona, lo que hace realmente incómoda esta situación.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *