6 trucos para quitar el hipo a mi bebé

Cuando se trata del cuidado de un menor todo pequeño cambio nos puede inquietar. Incluso cuando se trata de uno tan común como el hipo. Cuando vemos que esta pequeña criatura tiene espasmos, inmediatamente queremos saber como quitar el hipo. Cabe destacar, que éste puede presentarse comúnmente en lo bebés y no significa que estén sufriendo de algún problema grave.

A la mayoría de los infantes ni siquiera les sorprende ni molesta tenerlos. La mejor manera de hacer que se le pase es esperando a que esto se solucione solo. Sin embargo, si la duración te preocupa y quieres hacer algo al respecto puedes intentar los siguientes trucos.

6 trucos de como quitar el hipo a mi bebé

Sácale los gases

6-trucos-para-quitarle-el-hipo-a-mi-bebe

La causa más común del hipo es la cantidad aire que tomó el bebé cuando lo estaban amamantando. Quizás se estuvo alimentando muy apresuradamente, lo que causó que tragara aire en alguna de las ocasiones. Si este parecer ser el problema, entonces prueba sacándole los gases. Hazlo de manera gentil y tomate tu tiempo. Cuando pase 3 o 5 minutos tu bebé debería haber botado los gases que le afligen y debe estar relajado. Prueba nuevamente amamantarlo cuando se vea más tranquilo. Si esto se vuelve a repetir quizás debas intentar otra cosa. Ten paciencia, si no está interfiriendo con las actividades de tu bebé, no debes preocuparte.

Cambia la posición al amamantar

Puede que el problema de hipo no sea que tu bebé está tomando rápido. Tal vez se trate de la posición en la que se está alimentando. Si tu bebé tiene hipo cada vez que lo alimentas recostado, deberías probar con otra posición. Cuando se está acostado se facilita la formación de gases. Prueba poniendo a alimentar a tu bebé erguidamente. Esta posición puede ser un poco incómoda para ambos, pero luego de un rato pueden llegar acostumbrarse. Para que se te haga más fácil, siéntalo en tus piernas con sus piernitas hacia ti y sostenle la cabeza mientras él se chupa.

Dale un poco de agua

6-trucos-para-quitarle-el-hipo-a-mi-bebe-3

Esto sólo debe intentarse si tu bebé está lo suficientemente grande para tomar otros líquidos. Recuerda que los métodos de como quitar el hipo para adultos, no surtirán efecto en los más pequeños. Además, implementar alguno de estos puede ser peligroso para la salud del infante. Por lo tanto, ni se te ocurra trata de darle agua mientras está al revés. Sólo usa un biberón con agua  al natural y ve que se la tome despacio. La acción de tragar puede distraer el cuerpo del bebé para que se olvide de los espasmos. Tampoco lo obligues a tomar si tu bebé parece indispuesto. Sólo lograrás que te arme un berrinche bien merecido.

Darle algo que chupar

Esta forma de como quitar el hipo funciona mediante el esfuerzo que hace tu bebé al chupar. Si se encuentra calmado, dale un chupete y deja que chupe hasta se le haya pasado el hipo. Al realizar esto, el bebé entra en un estado de relajación que distrae el organismo y acelera el proceso para quitarle el hipo. Si quieres intentar algo más, puedes poner un poquito de azúcar en este para que estimule el sistema vago. El sistema vago es el encargado de generar esa sensación de calidez en el pecho que a veces sentimos. Esto manda señales al cuerpo de que todo se encuentra bien.

Dale masajes en la espalda

6-trucs-para-quitar-el-hipo-en-mi-bebe-4

Tienes que ser muy delicada a la hora de implementar esta forma de como quitar el hipo. Acuérdate que los bebés son criaturas frágiles y debes tener el mayor de los cuidados con ellos. Si el hipo no parece haber cesado, prueba dándole pequeños masajes en su espalda. Masajea de forma circular desde el final, hasta el comienzo con movimientos circulares. Esto debería relajar los músculos del bebé, lo que es una señal clara para su cuerpo de que debe calmarse. En ese momento deberían terminar el hipo. Combina la posición en el segundo truco para que tengas más probabilidad de éxito.

Como una nota para concluir, realmente recomendamos que deje el hipo se pase solo. Si no representan una molestia para tu bebé, entonces no te preocupes. Aunque nosotros te hayamos informado de los trucos, no significa que debas ponerlos en uso en cada una de las ocasiones. Por otro lado, si el hipo es muy frecuente y interfiere con la vida de tu bebé, consulta a tu pediatra.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *