Cosas que no debes hacer si quieres aprobar un examen

Se acerca la fecha de ese examen final y sólo puedes pensar en estudiar para poder aprobar. Por supuesto que el fracaso no es opción y comienzas a exigirte cada día más para lograr tu objetivo. ¡Muy bien! Pero debes tener en cuenta que hay ciertas cosas que no debes hacer para poder hacer tu examen de manera correcta. Aplica las siguientes recomendaciones a tus técnicas de estudio para que puedas ver resultados positivos.

tecnicas-de-estudio-1

Cosas que no debes hacer para aprobar un examen

No empezar a estudiar por primera vez el día antes de la prueba

Si bien algunas veces puede funcionar, siempre será un motivo de estrés y los resultados pueden no ser los deseados. Asegúrate de tener suficiente tiempo previo para poder estudiar, al menos un par de semanas anteriores al examen. Esto ayudará a aliviar el estrés, mantener la cabeza clara para centrarse exclusivamente en aprender. Y por supuesto, tener certeza de que puedes abarcar todos los temas.

No estudies con un grupo que se va a distraer

Suena divertido el estudiar con tus mejores amigos, pero debes asegurarte de que harán eso, estudiar. Los compañeros de estudio son un gran recurso sólo si ayudan a mantenerse enfocados en el aprendizaje y no lo contrario. Por lo tanto trata de evitar esos grupos que sólo quieren irse de farra o no dejarán de hablar en todo el día. Además de hacerte perder el tiempo, probablemente te saltes mucha información importante para el examen.

tecnicas-de-estudio-2

¡No uses ropa incómoda!

Probablemente no encuentras una manera en la que esto puede afectar tu rendimiento académico. Pero es difícil concentrarse cuando tus pantalones están muy apretados o tu chaqueta no te protege del frío. Trata de utilizar un atuendo cómodo para estudiar y así no te distraerás por tratar de encontrar comodidad. Notas que sí tiene mucha influencia en cómo estudiar, ¿no?, además, esto afecta directamente en tu humor. Si estudias con buenas energías verás como todo fluye mucho más fácil y rápido, por lo que vale la pena intentarlo.

No estudies en un ambiente de distracción

Encontrar el lugar perfecto para aplicar tus técnicas de estudio es un reto, pero es esencial para asegurar una sesión de estudio de éxito. Si te distraes fácilmente evita en lo posible lugares concurridos como una cafetería o plaza. Si por el contrario no soportas el silencio o la serenidad, no vayas a la biblioteca. A veces el estudiar en casa puede ser tan molesto que necesites salir para poder despejarte. Trata de averiguar y descubrir tu ambiente ideal de aprendizaje.

No realices material que debas revisar constantemente antes de estudiar

Esto es para esas personas amantes al extremo de los detalles. Asegúrate de que este tipo de técnicas de estudio ofrezcan más resultados que molestias. Ésto implica el colorear o resaltar excesivamente la información relevante, ya que esto consume más tiempo del necesario. No es que sea malo utilizar colores, pero debe hacerse moderadamente para asegurar que tengas tiempo de comprender y memorizar todo.

Female student studying

No deje que los medios, las redes sociales y demás afecten tus técnicas de estudio

Es tan fácil tener un descanso estudio de diez minutos y desviarse directamente a revisar tus redes sociales. El problema surge es cuando estos 10 minutos iniciales se vuelven hasta una hora. Si eres de esas personas que de verdad no pueden despegarse de las redes, procura apagar tus equipos. Lo peor que puede pasar es que te distraigas a mitad de tema y pierdas totalmente el curso que llevabas.

No estudiar con el estómago vacío

Es difícil concentrarse si tu barriga suena constantemente. Lo que ocurre es que es difícil concentrarse cuando realmente lo que quieres es comer. Procura comer alimentos ligeros antes de estudiar para que puedas pensar en aprender en vez de botanas o galletas. Cuando hablamos de alimentos ligeros, es algo que te haga sentir satisfecho pero no excesivamente. Ya que el efecto puede ser contraproducente durante el empleo de tus métodos de estudio.

No compares tus esfuerzos con los de otras personas

El fracaso llega en el momento que idealizas y comparas tus esfuerzos con los de los demás. En los estudios todos tenemos ritmos y maneras distintas de aprender. Las comparaciones no ayudan y sólo te ocasionarán estrés y ansiedad. Enfócate en tus resultados y en lo que debes hacer para lograrlos, verás que te dará frutos. Cada quien se decanta por las técnicas de estudio que mejor le parezcan, averigua cuál se adapta a tus habilidades.

tecnicas-de-estudio-3

Prioriza el examen sobre otras actividades extracurriculares

Si bien pudiste pasar 8 horas en la biblioteca estudiando, ir a ese partido no debería ser prioridad. Si tienes un examen importante debes permitir que tu cuerpo descanse y se regenere. Ésto con el fin de tener noches tranquilas mientras estudias. Aunque no lo creas, estudiar también demanda mucha energía y si la gastas en otra cosa, no podrás aprender.

No estudies hasta el punto en que no puedas pensar con claridad

Pues contrario a lo que nuestros padres y maestros piensan, el desvelarnos estudiando hasta el cansancio es contraproducente. Lo peor que puedes hacer es continuar forzando al cerebro a almacenar información cuando ya tus ojos luchan por mantenerse abiertos. ¿Por qué? Pues porque después de cierto punto (varía en cada persona) se necesita hacer una pausa. Ver por la ventana, tomar una ducha, tomar un poco de agua puede funcionar para volver a agilizar las neuronas. No te sobrepases de horas de estudio ya que luego será tiempo perdido.

tecnicas-de-estudio-5

Si bien algunas cosas son obvias, es bueno recordarlas para que no las pasemos por alto. Para estudiar no se necesita más que determinación, concentración y muchas pero muchas ganas de aprender. Recuerda que esto hará que puedas llegar a ser alguien en la vida y por supuesto será un logro más para tu lista. Toma estas sencillas recomendaciones y verás como aprenderte las cosas se te hará mucho más sencillo. Estudiar es un hábito que debe ser practicado (si es posible) a diario, para garantizar que tengas los resultados que deseas. Ahora que conoces las claves, ¡hora de aprobar ese examen!

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *