6 beneficios de la natación para el embarazo

¿Sabías que los aeróbicos durante el embarazo son excelentes? Es por ello que la natación para el embarazo es esencial. Te decimos los beneficios de este ejercicio durante esta etapa de tu vida como mamá.

natación para el embarazo

Natación para el embarazo

Quizás lo que menos quieras hacer durante el embarazo es ejercitarte. Tiene sentido, cargar unos cuantos kilos extra puede ser agotador. Pero en los cuerpos acuáticos, como una piscina, este peso se tiende a sentir mucho más ligero.

Es por ello que la natación para el embarazo suele ser altamente recomendada.

Es una actividad perfecta para las mujeres en estado, la cual no solo ofrecerá los beneficios de mantener un cuerpo ejercitado, sino que también disminuirá y aliviará los dolores y malestares comunes durante el embarazo.

Ventajas de practicar natación para el embarazo

Como hemos venido hablando, el ejercicio es un beneficio para las personas en diferentes edades, en el caso de la etapa del embarazo no es diferente. A continuación te detallamos los principales beneficios de la natación para el embarazo.

natación para el embarazo

Alivia el dolor ciático

Dentro del agua el bebé no se encontrará presionado sobre tu nervio ciático todo el tiempo, lo que permitirá aliviar y desinflamar este nervio con mayor facilidad.

Agregar una rutina corta de natación, te dará un alivio inmediato de este nervio.

Disminuye las náuseas matutinas

Las náuseas matutinas es uno de los primeros síntomas que presentan las embarazadas, estas pueden incluso acompañar a las embarazadas hasta los últimos periodos de la gestación.

Sin embargo, aliviarlas parece posible, solo necesitas incluir en tu rutina la natación. No solo las aliviarás sino que además estas pueden reducirse hasta eliminarlas por completo.

Alivia la inflamación de las extremidades

El agua permite que la presión arterial disminuya, ayudando además a mejorar la circulación de la sangre.

Al tener una mayor y mejor circulación, la sangre no se acumula ni se genera hinchazón en las extremidades.

Disminuye los niveles de estrés

Mantenerte en el agua alejará, sin duda, las preocupaciones, dolores de cabeza y el estrés. Este evidenciado que nadar por al menos 30 minutos al día disminuye los niveles de estrés considerablemente.

Todo esto gracias a que cuando nos encontramos en la piscina se crea una sensación de ligereza, esta ligereza es sumamente apreciada por las embarazadas, sobretodo en su último periodo de gestación.

Permite que tu cuerpo se relaje practicando natación para el embarazo.

Te ayuda a mantenerte fresca

Las hormonas, en conjunto con el resto del cuerpo, trabajan de manera distinta en el embarazo, esto puede evidenciarse con el exceso de labor de las glándulas sudoríparas.

Esto hace que las mujeres embarazas sufran de calor en exceso, lo cual es un problema mayor cuando las temperaturas se elevan. Lo mejor para combatir este problema es una inmersión en la piscina.

Mejora la experiencia y el trabajo de parto

No solo la resistencia la trabajas con la natación para el embarazo sino que también mantienes tonificados tus músculos. Estos dos beneficios te permitirán un trabajo de parto mucho más sencillo y menos doloroso.

natación para el embarazo

No lo dudes más, practica natación para el embarazo y disfruta de todos los beneficios.

Si no quieres perderte ninguno de nuestros posts, no te olvides de seguirnos y darnos “me gusta” en todas las redes sociales.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *