Descubre los estilos de natación, estilo espalda

El estilo de natación dorsal es uno de los más antiguos que se conoce. A continuación te decimos todo acerca del estilo espalda en la natación.

como practicar estilo espalda

Estilo espalda

El estilo espalda o de nado dorsal es uno de los más antiguos de la historia. La primera vez que fue mencionado en un libro fue en el año 1.538, en el cual se explica de qué se trataba esta forma de nadar.

La primera vez que se contó con este estilo de natación fue en una competencia internacional de Juegos Olímpicos, la edición de los Juegos Olímpicos de 1900, que fueron realizados en Paris.

En esta ocasión el estilo era un poco diferente al actual, debido que se requería que el nadador mantuviese de forma simultánea el movimiento de los brazos y las piernas. La prueba en aquel entonces fue de 200m y su ganador fue el alemán Ernst Hoppenberg.

El tiempo en el que Hoppenberg terminó la prueba fue de 2 minutos y 47 segundos. En la actualidad el menor tiempo que se ha logrado en una prueba similar ha sido de 1 minuto, 53 segundos y 94 milisegundos, este record lo consiguió el nadador estadounidense Ryan Lochte en el 2008.

Otros de los nombres con los que se le conoce a este estilo de natación, es crol de espalda, libre de espalda o simplemente espalda.

Este es el único estilo de natación en el que el pecho sale del agua.

como practicar estilo espalda

Cómo se nada el estilo espalda

De manera similar al estilo libre o crol, los brazos en este estilo de natación deberán alternarse y lo mismo ha de ocurrir con las piernas.

La diferencia principal es que el nadador se encuentra con la espalda en contacto con el agua, además de que la cara se encuentra totalmente fuera del agua.

Las brazadas o el movimiento de los brazos crearán una trayectoria en la que sobresalen los brazos de la piscina, al igual que ocurre con el estilo libre.

El cuerpo, al igual que sucede con el estilo crol, virará a medida que se hacen los movimientos de natación.

Principales problemas al entrenar el estilo espalda

Este estilo de natación no es de los favoritos para los principiantes, debido a que puede acarrear algunos problemas, como los que te mencionamos a continuación.

No se puede ver cuándo llegamos al final de la piscina

Debido a que nuestro avance será de espalda, no estaremos seguros de cuándo llegaremos al final de la piscina.

Esto se resuelve normalmente creando referencias de qué se encuentra a nuestro alrededor. La segunda opción para resolverlo es con la práctica y experiencia.

Se descuida la respiración

A pesar de que muchas personas piensan que nadar estilo espalda es más sencillo y que no se deben preocupar por la respiración, esto no es así.

Mantener una coordinación entre el movimiento de brazos y piernas suele ser esencial para disminuir la fatiga y crear mejor resistencia.

como practicar estilo espalda

 

Relájate a la vez que practicas el estilo espalda la próxima vez que vayas a la piscina.

No te olvides de seguirnos y darnos “Me gusta” en nuestras redes sociales, así no te perderás nada de lo que tenemos preparado para ti.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *