¿Qué es el masaje perineal? ¿Cuándo se tiene que realizar?

Si te encuentras esperando un bebé o planeando tenerlo, lo más probable es que hayas oído algo acerca del masaje perineal. Esta práctica consiste en estirar suavemente la piel de dicha zona ubicada entre el recto y la vagina para el nacimiento. El objetivo de dicho masaje es disminuir las probabilidades de desgarro durante el parto y puede incluso ayudar a evitar una episiotomía.

Además, el masaje perineal puede tener el efecto de centrar la determinación de la madre. Ya que esto logrará motivarla para cuando llegue el momento del parto.

masaje-perineal-1

¿Qué es el masaje perineal?

Este masaje consiste principalmente en el fortalecimiento del tejido perineal en la zona vaginal/perineal. Este es realizado durante el embarazo con el objetivo de facilitar el trabajo de parto y no sentir tanto dolor en el proceso. El masaje perineal durante la última etapa del embarazo durante mucho tiempo ha sido apoyada por las anécdotas de quienes lo practican. Pero la investigación clínica ha sido menos concluyente.

Sin embargo, una reciente revisión de estudios aleatorios y controlados de las prácticas de medicina complementaria y alternativa utilizados durante el embarazo mostró que el masaje perineal puede ser realmente útil.

masaje-perineal-2

¿Para qué sirve?

El masaje perineal es más eficaz en mujeres que tienen su primer bebé. Si has tenido una episiotomía o desgarro en un parto anterior, puede que este masaje embarazo no funciona tan bien. Esto debido a que el tejido perineal es más débil que en aquellas mujeres con partos saludables. Si puedes realizar el ejercicio pero con mucho cuidado y por supuesto, con menos intensidad. Los defensores del masaje perineal señalan que puede tener otros beneficios además de ayudar al estiramiento del perineo.

¿Cuándo se tiene que realizar?

Al igual que con cualquier terapia complementaria o alternativa intenta durante el embarazo, lo mejor es que consultes con tu médico antes de iniciar. Podría ser perjudicial si se hace incorrectamente y es importante utilizar una lubricación adecuada y evitar la fuerza excesiva. Lo ideal es realizarlo a partir de la semana 30 de embarazo, por lo menos un par de veces a la semana por sesiones de 5 a 10 minutos aproximadamente. Esto porque en esas semanas es que se van notando en mayor medida los cambios a nivel pélvico. Es decir, el ensanchamiento de las caderas y el estiramiento de los músculos se hacen más notorios. Y es ahí donde se debe aprovechar de estimular y fortalecer el perineo.

masaje-perineal-4

¿A qué nos ayuda?

Practicado con regularidad, el masaje perineal también puede ayudar a hacer frente a la sensación de picadura. Esta es común en los últimos meses del embarazo por el movimiento de la cabeza del bebé. También sentirás un aumento en la fuerza al momento de dar a luz cuando haya que pujar. Muchas mujeres llegan a ese día con muchísimo temor y con ganas de volver atrás. Pero si sabes que has estado acondicionando tu cuerpo específica y adecuadamente para ese momento no habrá nada que temer. El tipo de mujer que quiere implementar los masajes perineales es aquella que ya ha investigado de sus beneficios y sabe que le ayudará a dar a luz de manera más suave.

masaje-perineal-3

No sería recomendable que se practique el masaje perineal si se tiene un historial de parto prematuro. Se debe evitar también si sufres una infección vaginal o si se inducen contracciones y hay dolor. Ten en cuenta, sin embargo, que los partos son escenarios impredecibles. Y las complicaciones pueden surgir hasta en las mujeres más preparadas. Pero si quieres prepararte lo mejor posible para recibir a tu nuevo bebé de la mejor manera debes probarlo. Lo mejor es que puedes realizarlo tanto en soledad como con tu pareja, por lo que es versátil y saludable.

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *