Significado del Horóscopo

Se denomina horóscopo a un método de predicción no demostrado, basado en la posición de las estrellas en el momento del nacimiento de una persona. El significado del horóscopo es algo que aún se estudia y donde nacen miles de teorías distintas, pero vamos a descifrar algunas de ellas.

Científicamente no existen evidencias empíricas de que las predicciones basadas en este método sean ciertas, de hecho no existen estudios que demuestren la validez de ningún método predictivo sobre la vida de las personas.

El denominado Horóscopo se caracteriza por tener 12 signos zodiacales en donde cada uno determina ciertas características de la personalidad de cada quien. También se caracteriza por la representación gráfica de las posiciones del planeta en un momento especial y usualmente se le llama con el mismo nombre a predicciones de cada signo publicadas en prensa.

horoscopo

La verdad es que los métodos como la numerología, astrología y horóscopo, son prácticas que pretenden adivinar el futuro de las personas bajo la premisa de las posiciones del sol, la luna, el planeta y las estrellas.

Particularmente pienso que cuando se trata de hablar acerca de acontecimientos o hechos que podrían ocurrirle a alguna persona en el futuro, se está entrando en un juego de suposiciones y si la cuestión es adivinar, entonces hablamos de un hecho completamente impredecible. Así pues la realidad es que el significado del horóscopo es tan subjetivo como la vida misma.

 

Evidencias científicas

Es por ello que muchos científicos han estudiado estas maneras de usar la matemática para calcular posiciones del planeta y así determinar ciertos eventos en la vida de las personas, y todos han concluido que dichos métodos corresponden a reglas del azar. Aquí una lista de algunos estudios estadísticos en los que se examinó resultados de astrología:

  • Bastedo, estudió 20 diferentes características de la personalidad (liderazgo, inteligencia, extroversión, habilidades artísticas, etc.), en muestras de mil personas y no apareció ninguno de los efectos que según la astrología debían existir, por ejemplo, preponderancia de algunos signos para ciertas cualidades o inhibición para otras cualidades.
  • Snell, Dean y Wakefield estudiaron a 1500 líderes escogidos al azar para saber si habían un mayor número de nacidos bajo el mismo signo y en proporción no se evidencio la teoría de que la mayoría fueran del mismo signo.
  • A. Tyson estudio la relación que podría existir entre la fecha de nacimiento y la carrera universitaria elegida por 10313 graduados universitarios y no apareció relación alguna.
  • El Servicio de geología de los Estados Unidos analizó 240 predicciones de terremotos realizadas por 27 famosos astrólogos americanos y el nivel de aciertos fue exactamente el mismo que predecían las leyes del azar.

Tomando en cuenta estas premisas científicas, podemos decir con certeza que los astrólogos, numerólogos o adivinadores, basan sus predicciones en sensaciones o estímulos en los que el nivel de aciertos es totalmente improbable.

Ahora bien suponiendo que todas estas predicciones las hacen desde un punto de vista espiritual, es evidente que al usar los elementos materiales como cartas, tarot o posiciones planetarias, están contradiciendo completamente esta espiritualidad, debido a que justamente una persona espiritual se encuentra relacionada con la parte inmaterial del ser humano.

 

Evidencias espirituales

Hablando de evidencias espirituales existen también escrituras en la biblia que hablan acerca del tema de la adivinación, aquí el texto bíblico:

“8 Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales, Dios de Israel: “No permitan que los engañen los profetas y los adivinos que están entre ustedes en la tierra de Babilonia. No presten atención a sus sueños, 9 porque les dicen mentiras en mi nombre. Yo no los envié”, dice el Señor.
Jeremías 29:8-9”.

Texto que hace evidencia de la existencia de adivinadores, aun en el primer siglo de la era, y en donde el mismo Dios les llama mentirosos y engañadores, pero si indagamos en el mismo capítulo de la biblia pero un versículos más abajo, miramos que Dios justo después de decir esas palabras, habla del futuro de las personas, pero desde un punto de vista verdaderamente espiritual, sin basarse en elementos materiales o de ningún tipo, aquí el texto:

“11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. 12 En esos días, cuando oren, los escucharé. 13 Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. 14 Sí, me encontrarán —dice el Señor—. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar. Los reuniré de las naciones adonde los envié y los llevaré a casa, de regreso a su propia tierra”.

Jeremías 29:11-14”.

De manera conclusiva el hecho de ir por la vida queriendo saber lo que nos depara el futuro y consultando con astrólogos o adivinadores, no nos ayuda en nada y lo ideal es llevar la vida un día a la vez, teniendo la certeza de que estamos en este mundo para dar y recibir, para esperar cosas buenas y para dar lo mejor de cada uno.

 

Sin comentarios

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *