Apende a preparar croquetas

Con sinceridad, ¿a qué persona no le gustan las croquetas de pollo? Son cremosas por dentro, crujientes por fuera, apetitosas y sin dudas deliciosas. Tanto a los niños pequeños como a los grandes les fascina una buena ración de croquetas de pollo.

Como si fuera poco, son muy económicas y pueden guardarse en el congelador como una botana ocasional. Si bien muchos no se atreven a prepararlas por la salsa bechamel, no hay de qué preocuparse. Sin embargo no hay de qué preocuparse, sigue al pie de la letra la receta y aprende a hacer unas deliciosas croquetas de pollo.

croquetas

Receta de croquetas de pollo

Ingredientes para la salsa bechamel

  • 40 gramos de mantequilla o margarina baja en sal
  • 40 gramos de harina todo uso
  • 500ml o una taza de leche entera

Ingredientes para las croquetas

  • Una pechuga de pollo entera
  • 1 cebolla fresca pequeña
  • Una pizca de nuez moscada
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • Huevo batido y pan rallado para rebozar

croquetas2

Preparación del relleno de las croquetas

Comenzamos calentando en una sartén el aceite de oliva, cuando comience a humear añadimos de a poco la cebolla troceada. Deja cocer en el sartén hasta que queden transparentes. Luego procede a cortar la pechuga de pollo en pequeños cubos y agrega al sartén. Mantén a fuego medio durante unos 8 minutos hasta que esté bien cocido todo. Agrega sal y pimienta al gusto, la pizca de nuez moscada y reserva.

La salsa bechamel, la receta te servirá para otras preparaciones

En una cacerola añade los 500ml de leche, coloca en fuego hasta que hierva, luego retira del fuego y retira la nata formada, reservamos. En la sartén donde hicimos la pechuga de pollo, derretiremos la mantequilla, luego añadiremos la harina y dejamos tostar por unos 3 minutos.

Ésto debes removerlo constantemente para evitar grumos o que se queme, y así la harina se cocerá uniformemente. Añade la leche hervida y sigue removiendo hasta que comience a espesar. Dependiendo de cómo te guste, puedes dejar cocer un poco más si la quieres más espesa aún.

Preparación de la mezcla de croquetas

Ahora añadimos el pollo a nuestra salsa bechamel, mezclando bien. Procedemos a volcar toda esta mezcla en un plato y a cubrirla con papel film. Es muy importante que el papel film quede bien adherido a la masa para que no se forma costra. Deja reposar en la heladera por al menos 4 horas, la masa enfriará y será más fácil trabajarla. Luego podremos comenzar a formar nuestras croquetas con ayuda de 2 cucharas, las pasaremos por pan rallado y huevo batido. Ahora deberás congelarlas por al menos 5 horas, cuestión de que no se congelen por completo, pero sí lo suficiente para no desmoronarse.

Cocción de nuestras croquetas de pollo

Una vez transcurrido ese tiempo de espera, es momento de freír nuestras croquetas. Procede a calentar abundante aceite en una cacerola hasta que esté bien caliente. Luego ve vertiendo las croquetas una por una, con cuidado de no sobrecargar la cacerola. Sabrás que están listas cuando veas que se han dorado bien por todas sus caras. Retíralas del fuego y deja reposar sobre papel absorbente.

croquetas3

Y ya está, tus deliciosas croquetas de pollo están listas para ser disfrutadas por toda la familia. Lo mejor del caso es que puedes guardarlas en el congelador incluso durante meses, para que sólo tengas que sacarlas y freírlas. Sin dudas una de las recetas con pollo más versátiles y sencillas que existen. Por lo que te invitamos a probarla y compruebes que los resultados de los que hablamos son reales.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *