Aceite de jojoba para combatir la piel grasa

El aceite de jojoba es un producto proveniente de las semillas procesadas de la planta de jojoba. Tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la piel y en especial para la piel grasa. Es un aceite sin olor, muy parecido en aspecto al aceite de oliva con la particularidad de que no deja residuos grasosos en la piel.

Su eficacia se basa principalmente en la capacidad de hidratación que tiene al usarla de manera estética. Y como sabemos, una piel hidratada y sin grasas es algo que a muchas personas les gustaría tener y no saben cómo. Por lo que aquí te dejamos una serie de pasos para combatir esa piel grasa con la ayuda del aceite de jojoba.

aceite de jojoba

Pasos para combatir la piel grasa con el aceite de jojoba

Hidratar frecuentemente la piel con aceite de jojoba

El primer paso para combatir la piel grasa es mantener una hidratación frecuente y profunda. Para esto no hay mejor manera que utilizar el aceite de jojoba, el cual es un gran hidratante. Aplica dos veces al día, al levantarte y antes de dormir, directamente en la piel como si fuese una crema humectante. Masajea un poco la zona y deja secar el aceite completamente. Luego colócate una pequeña capa de protector solar durante la aplicación matutina para evitar daños por los rayos UV.

aceite-de-jojoba-2

Mascarillas a base de aceite de jojoba siempre funcionan

Si tienes una piel con exceso de sebo entonces este método es ideal para ti. Consiste básicamente en mezclar aceite de jojoba con un poco de zumo de limón. También funciona si untas el aceite de jojoba en rebanadas de naranja o pepino y las colocas directamente encima de la piel. El punto es que realices una mascarilla anti grasa efectiva donde combines los efectos cítricos de estas frutas con la hidratación del aceite de jojoba. Logrando eliminar todo el exceso de grasa sin ocasionar resequedad de la piel. Realiza esta mascarilla al menos 2 veces por semana, preferiblemente en las noches.

aceite-de-jojoba-4

Exfoliación profunda de la piel

Sí, puedes exfoliar tu piel grasa de manera profunda en la comodidad del baño de tu hogar. Para realizarla sólo debes contar con una cucharadita de granos de café partidos en trozos muy pequeños o en su defecto, azúcar granulada. Luego debes mezclar estos ingredientes con 10ml de aceite de jojoba, agita con fuerza y deja reposar 10 minutos. Lava bien tu cara con abundante agua y sécala con un paño suave. Procede entonces a masajear la piel grasa con la mezcla aplicando un poco de fuerza. Debes sentir los granos rozando tu piel para saber que estás obteniendo el efecto deseado. Enjuaga con abundante agua y realiza este proceso una vez por semana.

Aplicando directamente en las zonas problemáticas

La nariz, mejillas y frente son los lugares más problemáticos en cuanto a grasa se refiere. Para lo que vas a empapar un algodón en suficiente aceite de jojoba y apoyarlo con presión en estas zonas. Mantén la presión por al menos 2 minutos en las áreas de piel grasa, desechando el algodón y utilizando uno nuevo al cambiar de lugar. Deja secar el aceite y enjuaga a la mañana siguiente. Aplica este método por lo menos 3 veces por semana.

aceite-de-jojoba-3

Como mencionamos anteriormente, no se pueden ignorar las propiedades hidratantes de este maravilloso ingrediente. Cualquier persona con cualquier tipo de piel lo puede utilizar. Desde las más resecas hasta las más grasosas, ambas tendrán muchos beneficios. Lo maravilloso de utilizar aceite de jojoba es que no deja ningún tipo de película grasa sobre la piel. Es de rápida absorción y además, colabora en la desaparición de los puntos negros y las espinillas, ya que no obstruye los poros.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *